martes 4/8/20

Los brotes de Euskadi frenan la apertura de la movilidad entre las comunidades

Las autonomías optan por ser cautas y permitir solo la libertad de circulación entre sus provincias
Agentes de la Guardia Civil realizan un control de movilidad | efe

Los gobiernos autonómicos finalmente decidieron que, por el momento, no permitirán la movilidad con otras comunidades limítrofes a partir del próximo 15 de junio después de conocerse los últimos brotes de coronavirus hospitalarios en el País Vasco. 

En este sentido, Asturias y Cantabria anunciaron ayer que finalmente no abrirán sus fronteras con los territorios vecinos este lunes, a pesar de que así lo podían pedir al Ministerio de Sanidad al encontrarse en Fase 3.

Así, fueron los responsables sanitarios de estas autonomías los que decidieron tomar esta medida tras conocerse los últimos casos en el País Vasco, y a pesar de que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, asegurara el miércoles que el brote en Euskadi no era un “incoveniente” para reabrir las fronteras.

Mientras esté vigente el decreto del estado de alarma, será el Gobierno central el que autorice si permite la movilidad entre distintos territorios, aunque las autonomías pueden solicitar abrir las fronteras así como levantar el estado de alarma.

No obstante, ayer se anunció la apertura del paso fronterizo de Portugal con Zamora y Miranda de Duero después de permanecer cerrado desde el 17 de marzo.

La apertura de estos nuevos pasos con Portugal se hará en las mismas condiciones y con los mismos controles que los anteriores y buscará facilitar el tránsito de transportistas y trabajadores transfronterizos. Por tanto, no servirán para la libre circulación de pasajeros entre ambos países debido a que aún está prohibido. 

Cornisa cantábrica
La movilidad entre toda la zona cantábrica era una reclamación que en los últimos días estaban haciendo los presidentes de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Sin embargo, esta va a esperar por lo menos hasta el 21 de junio, fecha del fin de la alarma.

La portavoz del Gobierno asturiano reconoció que los últimos brotes en el País Vasco modificaron la previsión inicial de adelantar la movilidad al lunes 15 de junio, con la idea de establecer un “corredor del norte” entre las regiones de la Cornisa Cantábrica. Este hecho también echó atrás al Ejecutivo de Cantabria, que fno pedirá la apertura de fronteras.

En el caso del País Vasco, el Gobierno regional decidirá el próximo lunes si levanta el estado de alarma, aunque el propio Lehendekari, Íñigo Urkullu, mostró a lo largo de esta semana su intención de avanzar en la movilidad con los territorios limítrofes.

Otras comunidades del norte de España, como es el caso de Navarra o La Rioja, limítrofes con el País Vasco, decidieron esperar una semana más para permitir la movilidad entre distintos territorios a pesar de la insistencia del Ejecutivo vasco para que los ciudadanos se pudieran desplazar entre estas regiones.

También Castilla y León y Aragón optaron por no permitir la movilidad entre autonomías. Así, la comunidad presidida por Javier Lambán sólo permitirá la que sea interpovincial, mientras que los expertos evaluarán si en el territorio castellanoleonés se permite moverse entre provincias.

En el caso de otras autonomías que están en Fase 3, o lo estarán a partir de la semana que viene, sólo tienen en mente establecer la movilidad interprovincial y no adelantar por el momento la apertura de fronteras con otras comunidades autónomas. 

En este sentido, se trata de los gobiernos de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía, Baleares, Canarias, Ceuta, Melilla y Murcia. 

Asimismo, la Comunidad de Madrid y algunas zonas sanitarias de Cataluña aún no tienen potestad para pedir la movilidad entre territorios debido a que permanecen en la fase 2 del Plan de Desescalada del Gobierno.

Los brotes de Euskadi frenan la apertura de la movilidad entre las comunidades
Comentarios