miércoles 03.06.2020

El BNG y otros partidos nacionalistas piden una nueva comisión de investigación sobre Juan Carlos I

Pablo Iglesias justifica cacerolada contra el rey emérito por la indignación de la gente
Dos vecinas de Barcelona participan en la cacerolada | AEC

Esquerra Republicana, el PNV, EH Bildu, Junts, la CUP, el BNG y Compromís, de cinco grupos parlamentarios distintos, registraron ayer en el Congreso una nueva petición para la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre “las presuntas ilegalidades cometidas por miembros de la Casa Real”, tras las informaciones sobre supuestas cuentas en Suiza atribuidas a Juan Carlos I.

Tras la decisión de Felipe VI de renunciar a la herencia que le pueda dejar su padre y de retirarle la asignación que venía percibiendo hasta ahora, estos partidos independentistas y nacionalistas decidieron hacer un nuevo intento para que la Cámara Baja abra pesquisas sobre “la trama vinculada a las presuntas ilegalidades cometidas por miembros de la Casa Real y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con Arabia Saudí”.

El objeto de la comisión es determinar, entre otros “la existencia de estructuras opacas, con la participación del exjefe de Estado, para la adjudicación de contratos comerciales”; “el presunto blanqueo de capitales” por parte del rey emérito, “las posibles cuentas irregulares de miembros de la Familia Real en paraísos fiscales” así como los mecanismos utilizados para su apertura, y el origen de sus fondos.

Además, los firmantes de la iniciativa quieren que la Cámara Baja descubran quiénes son los “beneficiarios de las actividades ilícitas o ilegales” de don Juan Carlos, y “especialmente si entre ellos está su hijo y actual jefe del Estado, Felipe VI.

El pasado día 10, la Mesa del Congreso ya rechazó dos iniciativas similares, una de ellas promovida por Unidas Podemos y ERC. El PSOE, el PP y Vox unieron sus fuerzas en el órgano de gobierno de la Cámara para vetar estas peticiones alegando que el Congreso no tiene competencias de control sobre la Corona.

Explicación

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, justificó la cacerolada secundada por ciudadanos en diversos puntos de España en protesta por los presuntos negocios opacos del rey Juan Carlos, al considerar que responde a la “indignación” provocada en mucha gente. Iglesias defendió la iniciativa desarrollada el miércoles, a la misma hora que Felipe VI pronunciaba en televisión su mensaje institucional sobre la crisis del coronavirus.

“Cuando la gente quiere manifestar cívicamente, respetando, por supuesto, las condiciones del estado de alarma, su indignación ante situaciones que han molestado a muchos ciudadanos, este Gobierno siempre va a defender la libertad de expresión”, argumentó Iglesias.

El PP, a través de su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, censuró a Iglesias por estar más interesado en “alentar” la cacerolada que en combatir el coronavirus. En términos similares se pronunció el líder de Vox, Santiago Abascal, para quien Iglesias es una “amenaza” para los españoles al pretender tener un papel relevante en la crisis del Covid-19 y, al mismo tiempo, animar a organizar una protesta. l

El BNG y otros partidos nacionalistas piden una nueva comisión de investigación sobre...
Comentarios