jueves 02.04.2020

La Xunta pide nuevas pujas de energía renovable para una transición justa

Su intención es impulsar el sector eólico con la puesta en marcha de seis parques a lo largo de este año
La energía eólica es una de las ramas que conforman las renovables | ep

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, mostró ayer la disposición de su ejecutivo de impulsar el sector eólico para lo que es necesario que el Gobierno “impulse nuevas pujas” que permitan llevar a cabo una transición energética justa.

Núñez Feijóo realizó esta demanda después de presentar un informe que sostiene que en Galicia desde 2009 se pusieron en marcha 42 proyectos de parques eólicos con un incremento de 671 megavatios nuevos de potencia en funcionamiento.

Asimismo, el objetivo es que a lo largo de 2020 se pongan en marcha otros seis parques eólicos y una repotenciación, lo que supondría un incremento de 143 megavatios, con los que Galicia llegaría a cerca de 4.000 megavatios de potencia eólica instalada en sus 187 parques.

Para ello, según Feijóo, resultó de especial importancia la oportunidad que supusieron las subastas de renovables promovidas por el Gobierno de Mariano Rajoy y que ahora pide que se repitan.

Una de las prioridades marcadas por la Xunta es la convocatoria de nuevas subastas de renovables que permitan garantizar el impulso de este sector y facilitar una “verdadera transición energética justa y ordenada”, relató Núñez Feijóo.

También destacó la necesidad de respaldo por parte del Gobierno central, del que criticó su intención de cerrar la central térmica de As Pontes, que cuenta con 1.400 megavatios, mientras que la energía eólica instalada en los últimos treinta años en Galicia significa “únicamente 2,4 veces más” que la que genera la planta térmica.

Por ello, y pese a la intención de continuar impulsando la energía eólica, la Xunta considera que la central de As Pontes no se debería cerrar hasta que se consiga instalar mediante energía renovable la cantidad de megavatios que se prevén perder con el cierre de As Pontes.

Además de este informe, el presidente explicó que su gobierno dio luz verde ayer al inicio de tramitación y redacción de la que será la primera Ley de evaluación ambiental de planes y proyectos. De este modo, se inicia una consulta pública para que la ciudadanía disponga de un período en que trasladar sus aportaciones sobre esta nueva norma a través de la que se busca, según el presidente gallego, compatibilizar la protección ambiental y las actividades económicas.

Galicia puso en marcha dieciocho nuevos proyectos eólicos en 2019 que suman 415,2 megavatios, por lo que el total de potencia eólica instalada se eleva a 3.803,5 megavatios. Los 18 proyectos iniciados el pasado año contaron con una inversión de 509 millones de euros y dieron empleo a casi 2.400 personas.

La Xunta pide nuevas pujas de energía renovable para una transición justa
Comentarios