domingo 18.08.2019

Abanca gana 430 millones de euros en el mejor año de su trayectoria

Aumenta un 5,6% el negocio con clientes, reduce un 29% los saldos dudosos y la tasa de morosidad se queda en el 3,6%
 

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Alberto de Francisco, en la presentación de los resultados de Abanca | xoán rey (efe)

Abanca registró en 2018 un beneficio neto de 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017, el “mejor ejercicio de su trayectoria en términos económicos”.


Así lo destacó el presidente del banco, Juan Carlos Escotet, en la presentación de resultados, junto al consejero delegado, Francisco Botas y el director general financiero, Alberto de Francisco.


La entidad financiera, que nació en junio de 2014 como resultado de la compra por parte de Banesco (propiedad de Escotet) de Novagalicia Banco (heredera de las antiguas cajas de ahorro gallegas), ganó ese año 1.157 millones pero gracias a la aplicación de créditos fiscales. 


El siguiente año (2015) el beneficio fue de 330 millones, en 2016 registró ganancias por 334 millones y en 2017, por 367.


La capacidad de generación de resultados en 2018 procede “fundamentalmente”, según Abanca, de los ingresos recurrentes (margen básico), que crecieron un 9,5%. Así, reivindica haber destacado en 2018 por su “fortaleza comercial” en el negocio bancario y de seguros. El volumen de negocio con clientes se incrementó hasta los 69.213 millones de euros sin tener en cuenta operaciones corporativas, un 5,6% más.


La próxima incorporación de Deutsche Bank Portugal (suma 41 nuevas oficinas en Portugal) y Banco Caixa Geral España (incorporación de 110 oficinas para “reforzar” su red nacional y “reafirmar” su carácter ibérico) incrementará la cifra de negocio hasta el entorno de los 82.700 millones de euros.


Por otro lado, en diciembre puso en funcionamiento su nueva oficina en Miami, con la que entra en el mercado financiero de Estados Unidos y eleva hasta 11 el número de países de Europa y América en los que opera.


La rentabilidad ROTE (indicador que valora el patrimonio tangible de la empresa) se situó en el 11,4%, lo que “reafirma la posición del banco entre las entidades españolas más rentables”.

De hecho, la entidad dispone de una liquidez de 11.364 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, lo que permite, según subrayó, cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones.


Mientras, en 2018, los saldos dudosos se redujeron en un 29% y la tasa de morosidad quedó situada en el 3,6%, por debajo de la media sectorial española y en línea con la registrada por las entidades europeas. 

Así, se encuentra “entre las mejores” entidades del sector financiero español por calidad de activos. Su cartera de dudosos de crédito es la menor del sector y el peso de los adjudicados en el balance se mantiene por debajo de la media (0,7% frente a 1,1%). El crédito a la clientela aumentó un 6,2%, hasta un nivel de 29.286 millones de euros, y pymes y autónomos recibieron un total de 2.076 millones en nuevas formalizaciones de crédito, 950 millones más que en 2017.

Las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda repuntaron un 11,3% mientras que las operaciones de crédito al consumo aumentaron un 15,2%.
Abanca aportará en 2019 el 3% de sus beneficios a Afundación para el desarrollo de acciones sociales, educativas y culturales. El programa de actividades de envejecimiento activo, educación y cultura ha beneficiado en 2018 a casi 1.170.000 gallegos. Con esta aportación, la entidad habrá destinado a cierre de 2019 más de 40 millones de euros a inversión social desde 2014.

Abanca gana 430 millones de euros en el mejor año de su trayectoria
Comentarios