Imprimir

Todo era mentira

José María Villot |

Diario de Ferrol | 24 de noviembre de 2018

El anuncio de la Xunta convocando plazas para  el Sergas es la prueba del nueve que desmontan las declaraciones triunfales del señor Feijóo en sede parlamentaria para, primero asegurar que esto era jauja y después para explicar que estaba “recomponiendo los servicios de la sanidad pública gallega mediante la inversión y modernización con tecnología punta”
Esta es parte de una historia de desencuentros entre el colectivo sanitario que trabaja en la comunidad gallega (declaraciones, quejas, manifestaciones, etcétera, alguna respaldada por el Colegio Profesional) y las manifestaciones de los “doentes” que pedían una sanidad pública, digna y el fin de los recortes.
No habrá que hablar de las “fallas” en el Álvaro Cunqueiro vigués o en las atestadas salas de urgencias en el Chuac, la petición desde distintos  lugares del país  de más pediatras y geriatras. En conjunto la gente de a pie que no se tragaba los cuentos de la buena pipa. 
Y hay historias individuales que corroboran el suspenso de la población al servicio gallego de salud: el ciudadano Javier C. ya le pidió explicaciones a Feijóo (espera aún hoy la respuesta) pues en octubre de este mismo año pidió cita para un ecodopler y le informan que conocerá el resultado en febrero de 2020. Para una endoscopia las citas están para agosto del año que viene.
Pilar F. se encontró mal el 21 de junio del año en curso. La visita al especialista t4enía fecha para diciembre.
¿Casos colectivos que levantaron ronchas entre la opinión pública? Así a bote pronto el caso  de los  enfermos de hepatitis B y su medicación, pero con paciencia se pueden encontrar más reproches, quejas, cabreos. Llegado este día,  y con el anuncio ya citado en los primeros párrafos de este comentario,  la sanidad en Galicia tiene serios problemas que ahora –si es verdad y no otra promesa que se lleva el viento– empezarán a solucionarse o, al menos, a mitigarse. 
La pregunta del millón tiene dos preguntas: si en este país con refinería la gasolina es la más cara de España y, para más inri, sufre el aumento del céntimo sanitario ¿cuánto se recaudó desde su implantación y cómo se repartió ese dinero que era para mejorar la salud de los gallegos?. Tal vez, con la respuesta a la carta de Don Javier el señor Feijóo responda. Pero alégrense amigos. Disfrutamos de dos acontecimientos históricos: la boda del siglo y la Mobile Week, Claro que lo importante es tener salud. ¿O no, don Alberto? 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/jose-maria-villot/todo-era-mentira/20181123210658242090.html


© 2019 Diario de Ferrol