Imprimir

Los tenientes del 20-S consideran que era “casi suicida” salir de la consellería

efe madrid | 26 de marzo de 2019

La señal institucional del Supremo muestra a Francesc Homs junto a los defensores de los presos soberanistas | efe
La señal institucional del Supremo muestra a Francesc Homs junto a los defensores de los presos soberanistas | efe

Los testigos hablan de Jordi Sánchez como portavoz de la masa y dicen que daba órdenes a los Mossos

Los tenientes de la Guardia Civil del 20-S relataron el “escenario de tensión” de aquel día, en el que, en su opinión, era “casi suicida” salir de la Conselleria de Economía a pie por un pasillo de civiles porque les habrían “machacado”, y en el que se planteó la opción de disponer de un helicóptero con los pilotos preparados.

Sus testimonios en el juicio del procés, claves en la acusación de rebelión de los acusados, sobre todo de los Jordis, coincidieron a la hora de dejar claro el riesgo que corría la comitiva judicial para salir del edificio ante una aglomeración de 45.000 personas y una superioridad de 2.200 a uno, según los cálculos de uno de ellos.

La imagen que dejaron los tenientes en el Tribunal Supremo es la de unos concentrados, cuya actitud fue “variando” a lo largo del día hasta el punto de que fueron testigos de un “intento” de tirar las puertas abajo.

“Si salís os matan”
Todo ello llevó a dos mossas a advertirles: “Si salís con las cajas, os matan”, relató el jefe de la comitiva judicial, a quien el tribunal pidió que fuese igual de ilustrativo con todas las partes, tras varios “no recuerdo” a las defensas.

Ante este escenario, el responsable de seguridad pidió a los miembros de la comitiva judicial que subiesen a la azotea para favorecer un plan de evacuación por helicóptero, una posibilidad que ya le había planteado a su superior: “Le dije: ‘Hay un helicóptero en la base, ten a los pilotos preparados para llevar a la letrada’”.

El testigo afirma que rechazó “desde primera hora” la alternativa de Sánchez, que se erigió en “interlocutor válido de la masa” y mantuvo numerosas conversaciones con ambos tenientes, en las que llevaba “la voz cantante” y llegó a discutir sobre seguridad con la Guardia Civil.

Algo “esperpéntico”, a ojos del jefe de la comitiva, que relató cómo la intendente de los Mossos Teresa Laplana (acusada de sedición en la Audiencia Nacional) aceptaba sus propuestas, y restó valor a la supuesta “actitud colaborativa” de la que presumía Sánchez cuando en realidad “nunca accedió” a sus sugerencias.

Durante el juicio, varios testimonios presentaron a Sánchez como el interlocutor en materia de seguridad el 20-S: el exconseller Forn dijo que pensó que podía “disminuir la tensión” aunque desconocía si negoció la salida de la comitiva; y el mayor Trapero declaró que Forn le llamó comunicándole que Sánchez se pondría en contacto con él “para intentar mediar”.

Menos tiempo han dedicado los tenientes al líder de Ómnium, Jordi Cuixart, que, cómo Sánchez, también está acusado de rebelión y se enfrenta a 17 años de cárcel.

Ambos limitaron su actuación, que la Fiscalía equipara a la de Sánchez, a su presencia en una reunión con agentes a las 21.30 horas, y a un momento en el que se acercó cuando uno de ellos hablaba con Sánchez para comentar una noticia que supuestamente informaba de una intervención estatal de TV3.

Quien también estuvo ahí fue Junqueras que, según este testigo, le dijo “que tenía que entender que era la voluntad del pueblo”; así como el exdiputado de JxSí Lluis Llach y la exdiputada de la CUP Mireia Boya. Los tenientes también recordaron el episodio de los coches destrozados de la Guardia Civil. y afirmaron que tenían en su interior armas largas y que entre los objetos robados había una caja de munición.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/tenientes-20-s-consideran-era-casi-suicida-salir-conselleria/20190325210229252017.html


© 2020 Diario de Ferrol