Imprimir

Si pregunto, ¿molesto?

José María Villot |

Diario de Ferrol | 29 de noviembre de 2018

Yes que el personal ya está harto y quiere respuestas, y no discursos, a los problemas que nos preocupan. Y es que, según dicen los expertos, el rescate de la banca le costó al pueblo español sesenta y cinco mil millones de euros. Repito: cifras oficiales y no rumores, sesenta y cinco mil millones de pesetas.
Y la pregunta es: ¿cuántos meses de pago de pensiones supone esa cantidad de dinero? No tengo la respuesta, y ellos no te la dan, pero sí nos cuentan que cada poco “ordeñaron” la hucha para sacar seis mil, nueve mil millones, en varias ocasiones, la cifra final es elocuente. Ustedes mismos.
Y esto nos trae otra a colación pregunta: ¿Por qué cuando falta dinero es el de las pensiones y no de los sueldos de los políticos, los gastos de las diputaciones o las cuotas a la Casa Real y a la Iglesia?
Son preguntas molestas que no tienen nunca respuesta. Y se podía añadir que la mayor parte de esa hucha –hoy prácticamente vacía– salió del mismo bolsillo que hoy recibe la pensión. Y hay que recordar que durante los años del “marianismo”, además de meter la mano en la caja, hicieron una política nefasta al no invertir bien ese enorme tesoro de todos los españoles.
Y durante estos días hay otra pregunta a la que nadie responde: ¿Cómo en cuarenta y tantos años nunca ganó la derecha en Andalucía?
La respuesta puede estar en los versos del poeta Miguel Hernández, cuando recuerda a los andaluces de Jaén que los olivos no los levantó ni el dinero ni el señor sino el trabajo y el sudor. Ni el terrateniente ni el explotador que se enriqueció en la herida generosa del sudor.
No es fácil para los andaluces olvidar los horrores de la guerra incivil ni las arengas de Queipo de Llano a la tropa que venía de África, legionarios y regulares, con frases como esta: “Ahora demostrarán a las mujeres lo que son hombres y no milicianos maricas. Y lo sabrán por mucho que griten y pataleen” (estos datos están recogidos de un serie de National Geographic, que se puede consultarse a través de internet).
Y si a la historia de ayer le unen los eructos de algunos políticos de hoy sobre los andaluces, tendrán la respuesta a esa pregunta que tanto molesta. Casi siempre detrás de muchas acciones está la reacción.
Y una forma de expresar esos sentimientos, tomarse la revancha es a través del voto. Y ahí está la gran diferencia entre votarlos o “botarlos”

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/jose-maria-villot/si-pregunto-molesto/20181128233942242459.html


© 2019 Diario de Ferrol