Imprimir

El Rugby Ferrol ya cuenta con protocolo para volver al trabajo

Redacción Ferrol | 25 de junio de 2020

Los departamentales todavía no pueden trabajar en A Malata por estar cerradas estas instalaciones  | j. meis
Los departamentales todavía no pueden trabajar en A Malata por estar cerradas estas instalaciones | j. meis
El grupo local regresa a los entrenamientos en pocos días pero todavía sin contacto

El Rugby Ferrol inicia la cuenta atrás de cara a retomar la actividad con la vista puesta en el mejor de los escenarios: que la vuelta a la competición se produzca a mediados de septiembre, con la disputa del play-off de ascenso a División de Honor B. 

Así, el club departamental espera volver al trabajo en equipo –a nivel individual ya estaban en ello– esta semana o bien la próxima, después de que el lunes recibiesen el protocolo para, precisamente, la vuelta a los entrenamientos. Un documento en el que se siguen los criterios del Consejo Superior de Deportes y en el que, de momento, no se contempla el contacto. “Se trabajará la preparación física, habilidades, fundamentos, etc.”, indica Cristóbal Dobarro, presidente del club, “y más adelante, como el primer equipo está considerado deporte de elite, ya lo haremos con contacto. Los que tendrán que esperar más serán los de base y aficionados, seguramente hasta después del verano”. Unos trabajos que, de momento, no pueden realizar en su habitual lugar de trabajo, A Malata, puesto que las instalaciones municipales continúan cerradas y sin pistas sobre su fecha de reapertura. 

Planificación
Mientras tanto, el conjunto, que un año más volverá a dirigir el argentino Juan Pablo Chorny, comenzará con su trabajo estando muy pendientes de lo que ocurra el próximo 17 de julio. Fecha que se ha puesto como límite para decidir si el inicio de las competiciones se lleva a cabo en septiembre, con las nacionales en cabeza, incluyendo el citado play-off. “Hay tres escenarios posibles en función de cómo evolucione esto”, señala Dobarro, “que la actividad se reanude a mediados de septiembre, a mediados de octubre o de noviembre”. En cualquiera de estos casos, los conjuntos contarán con al menos un mes para realizar su pretemporada. 

Así, tanto el Rugby Ferrol como las otras formaciones “estamos planificando sin tener certeza ni de cuándo ni de cómo se volverá a competir”, apunta el dirigente. Unos trabajos para los que el Rugby Ferrol espera contar con el grueso de los componentes del pasado año, así como con varios de jugadores que subirán de categorías inferiores, mientras negocian la posibilidad de seguir de sus integrantes extranjeros. Teniendo en cuenta en este último punto que “los contratos están condicionados a lo que pase, ya que existe la posibilidad de que no se juegue o qué pasará con la apertura de fronteras”, señala Dobarro. Unas circunstancias por las que el mercado se encuentra un tanto “parado”. 

Mientras tanto la entidad departamental deshoja la margarita para retomar su actividad grupal, esperando que en pocos días puedan hacerlo tanto en su casa –A Malata– como de la manera habitual, con contacto.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/rugby-ferrol-cuenta-protocolo-volver-trabajo/20200625014604283397.html


© 2020 Diario de Ferrol