Imprimir

La Marea insiste en su plan de vivienda social y plantea una bolsa de alquiler

Redacción | 15 de abril de 2019

El Ideal Gallego-2019-04-16-003-21ac55f1
El Ideal Gallego-2019-04-16-003-21ac55f1

El programa estará en manos de Emvsa y surge tras la polémica compra de varios pisos por parte del Consistorio

El Gobierno local de la Marea inició ayer los trámites para lanzar otra de las medidas de su política de vivienda social al llevar al consejo de administración de la Empresa Municipal de Vivienda (Emvsa) la creación de una bolsa de pisos en alquiler dependiente de la Administración local. El proyecto surge después de que el anterior paso en este rumbo, el de la compra de pisos para dedicar a las personas con mayores necesidades, fracase rodeado de una gran polémica. De la nueva iniciativa, el alcalde, Xulio Ferreiro, explicó que el objetivo es que los propietarios inscriban sus propiedades en un listado para que Emvsa y el Consistorio actúen como intermediarios y garantes del pago mensual.

Antes de que termine el mandato, el Ejecutivo municipal se ha fijado la meta de lanzar con éxito al menos uno de sus proyectos  en materia inmobiliaria para facilitar un techo a los colectivos más desfavorecidos. Así lo comentó ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, al contar que al consejo de administración de Emvsa se llevó una propuesta de regulación para constituir un banco de viviendas de alquiler. 

Si bien el regidor aseguró que esta encomienda a la empresa municipal se le hizo “hai tempo para que poidamos converter a empresa pública no que ten que ser, que tamén xestione vivendas”, lo cierto es que ve la luz cuando todavía se mantienen algunos ecos de los problemas que conllevó el plan de compra de pisos para destinar al mismo fin con seis transacciones que se oficializaron en diciembre de 2017.

Sin bienes públicos 
Tras diversas denuncias, se supo que dos de los apartamentos habían sido adquiridos a un afín a Marea Atlántica y que de todos los bienes tan solo uno cumplía con las bases del pliego, dejando los acuerdos invalidados y pendientes de suspenderse para recuperar el dinero público invertido. 

A pesar de que tampoco se avanzó en las obras de un edificio que se compró en la calle del Marqués de Pontejos con idénticos fines ni en una promesa en el Ofimático, la Marea no se da por vencida y apuesta ahora por que las propiedades que se incluyan en el listado no sean públicas pero que los contratos sí tengan ese respaldo municipal. De momento se trata de los trámites iniciales del plan, que deberá ser sometido a información pública y tener un impulso definitivo del pleno, pero si sale adelante habría que publicitar la existencia de esta cartera para que  “os propietarios poidan poñer as vivendas a disposición do Concello e, despois, o Concello poida axudar a persoas con dificultades para o acceso como os colectivos máis desfavorecidos ou a xente moza”. 

El alcalde anima a los dueños a sumarse en un futuro –aunque es consciente de que ganarse la confianza y un buen número de inmuebles llevará tiempo– porque cada uno tendrá “a garantía de pago por parte do Concello da Coruña e tamén o seguro que lle cubriría os posibles desperfectos que poida haber co uso”. 

Sin necesidad de fianzas
“Son boas condicións e así non teñen que andar pedindo fianzas nin nóminas porque diso se vai ocupar o Concello”, concretó, pues de hecho una gran parte de las rentas mensuales ya serán financiadas por esa vía de los presupuestos públicos. 

Los beneficiarios de este programa –que también tendrán que inscribirse en una lista y pasar una selección– pagarán un máximo del 20% de sus ingresos y si son beneficiarios de una Risga o una Renda Social Municipal esa cantidad podría reducirse hasta el 15%. El resto correrá a cargo de subvenciones municipales. Además, el tope que se establecerá al mes será de 600 euros. 

“A realidade é que existe un problema en todo o Estado e tamén na Coruña polo que moitas familias teñen dificultades para acceder a un mercado do aluguer que está a crecer”, lamentó el representante de la Marea. 

Pese a su interés por poner solución a esta lacra, para el Partido Popular (que participó en el consejo junto con representantes de otros grupos con representación en María Pita) es un problema el hecho de que no se tomara “conocimiento de ningún borrador” al respecto. Por todo ello, el PP supone que la medida no saldrá adelante en este mandato. “La Marea pretende vender humo a un mes de las elecciones porque no hay ninguna vivienda para alquilar y falta toda la tramitación”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/marea-insiste-plan-vivienda-social-plantea-bolsa-alquiler/20190415201305253500.html


© 2019 Diario de Ferrol