Imprimir

Lucía Castiñeira | “La información que nos llega sobre la situación en España es cuanto menos desalentadora”

Diario de Ferrol | 28 de marzo de 2020

Lucía Castiñeira vive y trabaja en Alemania desde el pasado mes de septiembre
Lucía Castiñeira vive y trabaja en Alemania desde el pasado mes de septiembre
aresana residente en alemania La joven ingeniera, que desde hace seis meses reside y trabaja en Alemania, vive la actual crisis sanitaria lejos de su familia y en un país en el que, por ahora, dice, la situación parece más controlada que en España

Aterrizó en Alemania a finales del pasado mes de septiembre en busca de “un futuro más prometedor y estable” del que podría tener en España. “Como casi el cien por cien de los que nos venimos a vivir a Alemania, yo también me vine por trabajo”, dice. Lucía Castiñeira (Seselle, 28 años), graduada en Ingeniería Mecánica por la Universidade da Coruña –estudió en la Escuela Politécnica Superior del Campus de Ferrol–, trabaja en el Departamento de Compras en el área de NPI (New Product Introduction) en la empresa Sunrise Medical, dedicada al diseño y producción de sillas de ruedas. La joven, que reside en Karlsruhe, en el estado de Baden-Württemberg, nos cuenta cómo afronta este complicado momento desde el país germánico.

¿Cómo está viviendo ahí, en Alemania, la situación de crisis motivada por la pandemia del coronavirus?

La palabra que la definiría sería “apocalíptica”. Aquí la situación estuvo bastante tranquila hasta las últimas dos semanas; de hecho, estábamos viviendo un poco al margen del asunto y únicamente me preocupaba por cómo estaría mi familia en Galicia, porque aquí todo se vivía sospechosamente normal. Pero de un día para otro las empresas empezaron a cerrar, los trenes empezaron a estar vacíos y Angela Merkel empezó a aparecer semanalmente en la televisión para alertar/alarmar acerca de la situación y por supuesto, se empezó a vivir la crisis del papel higiénico.

¿Qué medidas se están tomando actualmente en el país?

Aquí hace ya más de 10 días que los bares y restaurantes están cerrados, así como cualquier tienda que no sea de primera necesidad. Los supermercados, farmacias y droguerías (en Alemania todo lo relacionado con productos de cosmética, limpieza y cosas por el estilo no se vende prácticamente en los supermercados) siguen abiertos. Los trenes y transporte público empezaron a reducir sus servicios esta semana, aunque la estación ya hace días que está completamente vacía. En mi empresa, los que no pertenecemos al departamento de producción estamos haciendo teletrabajo; unos empezaron hace semanas, otros hace días, pero desde ayer todos tenemos que quedarnos en casa. He de decir que en Alemania, al contrario que en España, trabajar desde casa es algo bastante común y no implica ningún problema ni para el trabajador ni para la empresa; hay recursos e infraestructura digital suficiente para realizar tu trabajo desde casa de forma eficiente. Otra cosa que cabría destacar es que aquí no se ha impuesto una cuarentena como tal, los políticos no están por la labor de quitar la libertad de circulación a nadie. Cierto es que, en mi opinión, ya no lo necesitan; con la información que está llegando de España e Italia la gente está alertada suficientemente como para tomar medidas y ponerse en cuarentena más o menos voluntaria sin que el gobierno les obligue a ello y que solo sea necesaria la intervención televisiva de Frau Merkel cada domingo recordándonos que hay que portarse bien y haciéndonos una actualización de la situación.

¿Cómo es su día a día?

Como el de cualquier teletrabajadora en cuarentena, me despierto un poco más tarde de lo habitual (ventajas de la situación), me levanto de cama y me pongo delante del ordenador con mi café y mi tostada con las últimas lonchas de jamón serrano que me quedan y a trabajar. Intento hacer al menos media hora de ejercicio al día y no perder mi rutina habitual. Netflix se ha convertido en mi mejor amigo y, si puedo, salgo a la terraza antes de que deje de dar el sol y ver un poco de mundo.

¿Vive sola o está acompañada en esta cuarentena?

Ahora mismo estoy sola; mi compañera de piso se tuvo que volver a Madrid la semana pasada porque sus abuelos tienen el COVID-19, pero en unos días me mudo, así que tendré nuevos compañeros con los que pasar la cuarentena.

¿Qué es lo que más le preocupa de toda esta situación?

Mi preocupación es el “cuándo” y la vuelta a la normalidad, no aquí en Alemania, en España. Espero que la gente actúe como tiene que actuar, deje de ser egoísta y que piense en cómo sus actos van a repercutir ya no al de al lado, si no en el que está abajo. Creo que si todos tenemos esto en mente el “cuándo” puede llegar antes de lo que nos esperamos y la vuelta a la normalidad va a ser ordenada, solidaria y sobre todo segura.

¿Cómo se vive una situación así tan lejos de la familia?

Se vive, sin más. Tenía planeado viajar a Galicia a finales de abril y obviamente no va a ser posible; también tengo muchos amigos y amigas en Madrid que estaban incluidos en mi visita. Hablo con mi padre, mi madre y mi hermano todos los días. La verdad es que para ellos está siendo un cierto alivio que yo esté en un sitio en el que estoy más segura, ya que la situación, por lo que parece, está más bajo control. Es verdad que saber que no los voy a ver ni a ellos ni a mis dos gatitos cuando estaba planeado es un fastidio, pero con videollamadas se lleva mejor.

¿Cómo se percibe ahí la situación que se está viviendo en España?

Terrible; la información que llega es cuanto menos desalentadora. Como ya dije, aquí estuvimos viviendo como en una burbuja de normalidad y día a día o casi hora a hora recibíamos noticias cada vez peores de España. Es bastante frustrante porque tu realidad es otra y ya no sabes a qué medio creer, cómo se está viviendo realmente allí, cómo están tus familiares, si están tomando las medidas adecuadas o no, etc. Tengo amigos con familiares infectados, amigos que se han quedado sin trabajo, amigos (y mi propio hermano) que no saben qué va a pasar con su futuro universitario en los próximos meses; es simplemente mucha información para digerir desde la distancia. Lo único que queda es que todos seamos responsables y tomemos las medidas necesarias para que esto pase lo antes posible y con una repercusión mínima, aunque creo que por desgracia este punto ya lo hemos sobrepasado. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ferrol/lucia-castineira-informacion-nos-llega-situacion-espana-es-cuanto-menos-desalentadora/20200328012942278014.html


© 2020 Diario de Ferrol