Imprimir

Impulso al aprovechamiento eólico

Margarita Canido |

Diario de Ferrol | 20 de noviembre de 2017

En septiembre de 2017 y por iniciativa de un grupo de ingenieros

En septiembre de 2017 y por iniciativa de un grupo de ingenieros industriales se constituyó en Santiago de Compostela el Foro Enerxético de Galicia. Formado por profesionales de reconocido prestigio en el sector energético, se trata de “una iniciativa no oficial e independiente, no vinculada a ninguna administración pública, organismo empresarial o grupo de interés” y cuyo objetivo es debatir acerca de temas relacionados con la energía en la Comunidad Autónoma de Galicia, “formulando propuestas de mejora de la infraestructura energética autonómica a las administraciones públicas, tejido empresarial e industrial y a la sociedad gallega en general”, poniendo en valor la aplicación de estándares para la gestión de activos y de riesgos y la responsabilidad social con el fin de consolidar la imagen positiva de las energías renovables, el buen gobierno y que la inversión en este sector en la Comunidad Autónoma de Galicia sea atractiva y sostenible a largo plazo.
Establecido inicialmente por la Unión Europea el objetivo 20/20/20 a través del cual los estados miembros se comprometían a reducir en 2020 un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), alcanzar un 20% la ulitización de energías renovables y llegar a un 20% de ahorro por medio de la eficiencia energética, en 2014 se fijó un nuevo criterio para el 2030: reducir un 40% los GEF y alcanzar un 27% tanto en energías renovables como en eficiencia energética y aún enh 2016 se volvió a variar, elevándo ese 27% al 30%, dejando claro que su apuesta por la eficiencia energética para conseguirlo en un hecho, después de que pareciese que se volatizan los objetivos marcados  en el Protocolo de Kioto, cuya prórroga incluso languidece dado que los países más industrializados y contaminantes deciden no respaldarla.
Los objetivos energéticos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europea son claros en su pretensión de servir para alcanzar una significativa reducción del consumo de energía que contribuya a que los fondos realmente se destinen a luchar contra el cambio climático, destacando como prioritarias las inversiones en fomentar la eficiencia energética y las energías renovables, reconociendo la relación directa existente entre el impulso entre ambas y la creación de empleo de calidad y mejora de la productividad, la competitividad y la cohesión social.
Sin embargo, en España desde el Gobierno no ha considerado el ahorro de energía como una oportunidad de desarrollo y cohesión y la regulación eléctrica no ha dejado de levantar barreras al uso de las renovables y a la eficiencia energética, con el argumento de garantizar la sostenibilidad económica de las energías tradicionales, mucho más contaminantes. 
Ha venido apostando por el gas, subir el 100% el coste del término de potencia, penalizar el autoconsumo enérgético, no incorporar las renovables en el Código de la Construcción, subastas que discriminan a las pequeñas instalaciones renovables, inseguridad jurídica relacionada con el sector,... en clara actitud de complacencia con las grandes corporaciones energéticas. 
Dado que el futuro (y la UE) empujan, el Foro Enerxético de Galicia reinvindica que Galicia lidera las mejores condiciones, y dentro de las renovables, de recurso eólico de toda la península ibérica siendo pioneros a nivel mundial y que el know-how es de los más importantes de Europa, como lo acredita que haya aerogeneradores funcionando hace más de 30 años. Así, Galicia podría volver a liderar la implantación de tecnología eólica en España en el 2020.
A tal efecto, el Foro Enerxético de Galicia mantuvo recientemente en Lugo una reunión “con el fin de reivindicar la implantación de nuevos parques eólicos en Galicia, como forma inequívoca de revitalizar la economía industrial gallega”.
Mediante la última puja eólica celebrada el Ministerio de Industria abrió la posibilidad de alzarse con 600MW eólicos, siendo preciso una alianza entre las empresas adjudicatarias, fabicantes de componentes y las administraciones autonómica y estatal. 
El Foro Enerxético de Galicia estima que esta implantación supondría unos 700 millones. de euros en nuevos parques eólicos, además del valor añadido que acarrea porque genera puestos de trabajo de forma local y sostenible, a diferencia de otras fuentes convencionales en las que el coste fundamental es el propio material (petróleo o gas natural).
Pero para alcanzar esta potencia, es necesario también el compromiso por parte de las empresas adjudicatarias resultantes en la puja eólica para que esos MW estén funcionando a 31 de diciembre de 2019, tal como lo exigen los requisitos mismos de la puja. Y que los Gobiernos, cada cual en su marco competencial, no pongan más demoras, atrancos, palos en las ruedas ni piedras en el camino en este sector el cual, más que coadyuvar, supondría per se a juicio de  estos expertos la dinamización de la economía industrial gallega, sin ningún género de dudas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/margarita-canido/impulso-aprovechamiento-eolico/20171120000749209106.html


© 2019 Diario de Ferrol