Imprimir

La cofradía de Barallobre alerta de la situación límite en la que está la ría

Redacción Ferrol | 18 de enero de 2020

El patrón mayor de Barallobre, Jorge López Pena (centro), acompañado de representantes de la cofradía y de las corporaciones de Ferrol, Fene, Mugardos y Narón | jorge meis
El patrón mayor de Barallobre, Jorge López Pena (centro), acompañado de representantes de la cofradía y de las corporaciones de Ferrol, Fene, Mugardos y Narón | jorge meis
El pósito fenés avisa de que está en riesgo uno de los principales motores económicos de la comarca

La situación de los bancos de marisqueo en la ría de Ferrol está al límite, con niveles de capturas inferiores al 50% de los registrados apenas cinco años atrás. De esta realidad alertó ayer la cofradía de pescadores y mariscadores de Barallobre, en el municipio de Fene, una de las tres que rodean la ciudad naval y que se ha visto especialmente afectada por la baja productividad en el último lustro.

El patrón mayor del pósito, Jorge López Pena, acompañado de numerosos miembros del pósito que dirige, ofreció ayer una rueda de prensa para solicitar medidas urgentes para identificar los problemas que sufre la ría y desarrollar medidas inmediatas que permitan reactivar las zonas de captura antes de que “desapareza unha das empresas máis grandes das que había en Ferrolterra”. También acudieron representantes de las corporaciones municipales de Ferrol, Fene, Narón y Mugardos –entre los que estaban la regidora naronesa, Marián Ferreiro, y el alcalde de Fene, Gumersindo Galego–, para mostrar su apoyo a las demandas del colectivo.

Mínimo histórico
Así, Jorge López explicó que desde 2015 las capturas de almeja babosa, uno de los principales bivalvos de los pósitos de la ría, habían descendido de los 157.830 kilogramos a los 14.000 en 2019, apenas un 8,8% de los niveles alcanzados un lustro atrás y el dato más bajo en la historia del pósito. Esta situación, apuntó, está llevando a muchos profesionales a abandonar su modo de vida, no renovando sus licencias e incluso solicitando excedencias para intentar encontrar una nueva ocupación en otro lugar.

Es por ello que la entidad, ante el riesgo de cierre, solicitó “juntarnos todos y tomar una decisión y mirar por ello”, instando así a la creación de un frente común entre las tres cofradías, los municipios y la administración autonómica para encontrar soluciones de urgencia ante esta situación. Entre otras iniciativas, López Pena pidió la realización de “estudios profesionales y científicamente avalados” tanto del estado de la ría como de los moluscos en sí, para poder de este modo identificar qué está causando este dramático descenso en las poblaciones de bivalvos.

Tal y como apuntó el patrón mayor, desde el pósito desconocen el problema de esta situación, elucubrando sobre posibles cambios en las corrientes o los efectos de los lodos asentados en los fondos de la ría, aunque descartaron la tesis de un aumento en el número de depredadores naturales de los moluscos, como la estrella de mar, señalando que no han detectado un incremento de los mismos en los últimos años.

De este modo, continuó Jorge López, una vez identificado el elemento que está desestabilizando el ecosistema de la ría, podrán llevarse a cabo acciones de reactivación como el arado de los sustratos; el aporte de áridos lavados y semillas en los bancos; la canalización de puentes; o el dragado de zonas en las que los lodos superen los treinta centímetros de espesor –recordando, además, que en algunas áreas estos sobrepasan los dos metros–.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ferrol/cofradia-barallobre-alerta-situacion-limite-ria/20200117231234272770.html


© 2020 Diario de Ferrol