Domingo 26.05.2019

Valencia estrena mes fallero con una fuerte mascletá

Los primeros disparos de este ciclo dieron comienzo a la cuenta atrás para unas Fallas que se esperan con gran expectación en la ciudad, ya que el puente de marzo, san José, augura una alta ocupación hotelera

En Valencia se ha estrenado marzo con una mascletá contundente que ha generado un mundo de sensaciones y ha llevado la algarabía a una plaza “a tope” en un ambiente soleado y con la que se inicia la cuenta atrás de las Fallas 2019, de nuevo con grandes expectativas turísticas y altas medidas de seguridad.

El primer disparo del ciclo fallero de 2019 lo realizó la pirotecnia Peñarroja de Vall d’Uxó (Castellón), que acumula 24 años disparando el primer día de marzo en la plaza del Ayuntamiento y que, según su propietario, Pepe Nebot, ha estado dedicada a los “falleros que lo son desde el 20 de marzo al 19 de marzo” del año siguiente.

Como manda la tradición, la fallera Mayor de Valencia, Marina Civera, y la Infantil, Sala Larrazábal, dieron al unísono la ya tradicional orden “senyor pirotécnic, pot començar la mascletá” (señor pirotécnico, puede empezar la mascletá) con la que a las 14.00 horas el cielo de Valencia empezó a teñirse de truenos, colores y un humo que llegó a eclipsar el radiante sol que lucía en la ciudad a esas horas del día.

El disparo fue “magnífico” e “impecable”, según Nebot, que aseguró que han “bordado” los enlaces entre las diferentes fases, algo que no siempre pasa, con un final “más que espectacular”.

El pirotécnico la definió como “clásica”, como quiere Valencia: “una mascletá bien disparada, hoy lo ha estado; con mucho ritmo, y hoy lo ha tenido, y contundente y creo que también lo ha tenido”, por lo que cree que “no se le puede pedir más a una mascletá de Valencia, la ciudad con el público más exigente con estos disparos.

Esta mascletá comenzó la cuenta atrás para unas Fallas de Valencia, que se auguran multitudinarias porque su arranque cae en fin de semana y finaliza durante un puente, ya que el día 19, celebración de san José, cae un martes, lo que genera grandes expectativas de ocupación hotelera e impacto económico en la localidad valenciana.

Comentarios