lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Twitter y el 024 se alían en la prevención del suicidio

 La red social Twitter activará a partir de este lunes una alerta para que cada vez que una persona realice una búsqueda relacionada con el suicidio, se la derive directamente a la página web del Ministerio de Sanidad, que cuenta con un apartado específico centrado en el teléfono de atención de la conducta suicida, el 024.

 

Así lo ha explicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el acto “Salud mental en jóvenes y adolescentes. Una prioridad compartida” que ha celebrado de manera conjunta con sus compañeros de Educación, Pilar Alegría, y el de Universidades, Joan Subirats, con motivo del Día Mundial de la Salud Mental.

 

Desde hoy mismo, ha indicado, la red social ha introducido esta novedad de que “cuando alguien entra y pone una búsqueda de suicidio, salta una alerta sobre el teléfono 024 y la página web del Ministerio de Sanidad”. “Así es como podemos avanzar para ser más capilares, para llegar más lejos en una acción que no es exclusiva”, ha enfatizado.

 

La responsable de Sanidad ha recordado que hoy mismo se cumplen cinco meses de la puesta en marcha del 024, tiempo en el que ha acumulado más de 55.000 llamadas, ha derivado alrededor de 2.000 a los servicios de emergencia 112 y ha realizado unas 1.000 intervenciones en suicidios de alto riesgo o en curso.

 

Además, al servicio telefónico se unirá uno de chat porque es el sistema más usado por los adolescentes: “Las cifras muestran que hay una realidad sobre la que tenemos que seguir actuando porque los datos están ahí”, ha añadido.

 

Paralelamente, el Ministerio de Sanidad trabaja con el de Universidades en un estudio para conocer la salud mental de la comunidad universitaria

 

Tal y como ha detallado Rafael Tabares, investigador principal del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), la iniciativa, que surgió del propio Subirats, arrancará este mes con una encuesta telefónica a estudiantes de grado de centros privados y públicos que se completará con otra a final de curso para “analizar la salud mental” de los universitarios.

 

“La evidencia científica que tenemos es que estudiar en la universidad aquí y en otros lugares es un factor de riesgo para las enfermedades psiquiátricas”, por factores como la edad, “una edad de cambios y vulnerabilidades”, por el hecho de estudiar en entornos cada vez más competitivos o por “la mal llamada cultura del esfuerzo y del éxito”.

 

El Ministerio de Universidades espera tener una primera tanda de información a finales de este año y una segunda tanda a final del curso.

 

“Nos va a dar certezas más claras para entender, comprender el fenómeno y también distinguir bien los momentos vitales en que estos temas se dan”, ha asegurado Subirats, que ha puesto el acento en cómo las épocas de cambio vital como la adolescencia son momentos de enorme fragilidad, como también lo son los primeros cursos de universidad o los años en que se cursa un doctorado.

 

Subirats ha remarcado que el Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado les alertó sobre la necesidad de atender este tema y que por ello el proyecto de ley del sistema universitario ya incluye la existencia de servicios psicopedagógicos, de orientación y de ayuda en todas las universidades.

 

Por su parte, la titular de Educación ha mostrado su preocupación porque la pandemia “ha incrementado el malestar psíquico de los alumnos”, especialmente en las chicas.

 

Aunque ha querido poner el foco en el acoso escolar, uno de los grandes retos de su ámbito: “nuestro país siempre ha estado muy implicado en esta cuestión, y de hecho el último informe Pisa sitúa a España como el tercer país con mejor clima educativo. Pero cuando hablamos de acoso escolar, cualquier porcentaje nos tienen que preocupar y ocupar”, ha enfatizado.

 

Previamente, ha tenido lugar la mesa redonda “Perspectiva en salud mental de jóvenes y adolescentes”, en la que las estudiantes del Instituto de Enseñanza Secundaria Miguel Catalán de Coslada (Madrid), Nuria García y Carlota Martín, han dado cuenta de las iniciativas de su centro en materia de prevención.

 

“A cualquier persona nos gusta que nos escuchen y eso hace que suba nuestra autoestima y nos hace formar parte de algo. En nuestro instituto siempre nos han preguntado qué queremos hacer”, ha señalado García.

 

Por ejemplo, con los círculos de diálogo, que “consisten básicamente en sentarnos a hablar. En el instituto promovemos el bienestar de distintas maneras, por ejemplo con talleres”, ha añadido su compañera.

 

“Yo diría a quien se le está pasando por la cabeza que no quiere decir que lo vayas a hacer; el hecho de que tengas una ideación simplemente es una señal de alarma de que no estás pudiendo con la situación. Y tampoco pasa nada por no poder con todo, nadie puede estar bien todo el rato”, ha concluido Carmen Sánchez, autora de “¿Hablamos de suicidio?”.

Twitter y el 024 se alían en la prevención del suicidio

Te puede interesar