sábado 26/9/20

J.A. López Guerrero | “Infectar a personas para probar vacunas me parece una atrocidad”

Experto en epidemias

El director del departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa habla del inicio de la desescalada y el uso de ciertos fármacos

El experto cree que la desescalada se inició sin saber el estado de la pandemia | Efe
El experto cree que la desescalada se inició sin saber el estado de la pandemia | Efe

El microbiólogo José Antonio López Guerrero considera una “atrocidad” infectar intencionadamente a personas sanas para probar de forma acelerada la eficacia de vacunas frente al Covid-19. 

Estamos en periodo de desescalada. ¿Cuáles son los riesgos? 

Las fases de desescalada me parecen más o menos coherentes, aunque no soy un experto. Quizás el aspecto más débil es que se comenzó sin conocer el estado real de la pandemia en España, la prevalencia serológica en la población. El uso de mascarilla creo que tendría que ser algo más que recomendado, pero sabiendo utilizarlas, porque si no se utilizan correctamente es un peligro. Creo que esos son, quizás, los puntos más importantes para que esta desescalada no termine en un nuevo periodo de confinamiento. 
 
¿Por qué este coronavirus presenta una gran variedad de síntomas? 

La amplia sintomatología que está mostrando este virus, dependiendo de las personas, está sorprendiendo. Cada vez se conoce más y hay artículos que explican cómo puede afectar desde el cerebro hasta, literalmente, el dedo gordo del pie. Tenemos receptores para el virus en muchos órganos; el intestino, el corazón, las vías respiratorias, pero, además, está la respuesta inmunológica exacerbada contra la infección, que es la principal causa de las patologías más severa. Este tipo de cosas hay que tenerlas muy en cuenta al diseñar terapias y vacunas. 
 
¿Usar un fármaco del que no se conoce exactamente su eficacia puede crear problemas? 

El remdesivir es un fármaco experimental que se desarrolló contra el ébola y ahora se estudia su uso para el Covid-19. He consultado con virólogos importantes y los resultados parecen prometedores. Teóricamente es peligroso poner fármacos en el mercado sin estar claramente ensayados, pero en estado de emergencia sanitaria se puede utilizar un fármaco como uso compasivo para pacientes muy graves 
 

¿Y, con vacunas? 
Ese es otro caso. En condiciones normales, la vacuna se pone en personas sanas que estén expuestas al virus. A no ser que, como en Estados Unidos, vayan a cometeruna atrocidad y estén reclutando a personas que van a ser infectadas por el virus para probar la efectividad de la vacuna.

Comentarios