martes 10.12.2019

El arte de adivinar el futuro

El arte de adivinar el futuro
El arte de adivinar el futuro

Adivinar el futuro ha sido uno de los grandes enigmas de todas las civilizaciones. En todas las culturas han existido distintas personas que ocupan este rol adivinatorio y que han ido adoptando distintos nombres. En la actualidad, este papel lo desempeñan las videntes

¿Es posible adivinar el futuro? La sociedad actual es bastante escéptica y la mayoría de las personas contestaría que no, que es imposible, y que si alguien acierta algo alguna vez es pura casualidad. En cambio, la figura de alguien con un don, con una sensibilidad especial, para poder predecir lo que va a suceder no es nada nuevo y ha existido desde que el hombre es hombre. Cualquier persona que desconfía, tan solo tiene que probar una vez con alguna de estas videntes buenas sin gabinete para cambiar de opinión.

Son varios los métodos que utilizan las videntes como instrumento para manifestar su habilidad, ya sean las cartas de tarot, las runas, la numerología, el péndulo… incluso hay algunas que no necesitan ninguna de estas herramientas para utilizar su don.

Las videntes sin gabinete

Anteriormente, se ha hecho referencia en este artículo a un enlace de videntes sin gabinete, pero ¿por qué? ¿A qué se debe esta recomendación tan específica?

A pesar de que la sociedad es muy escéptica, tal y como se indicaba al principio de este artículo, el oficio de la videncia está muy demandado. Eso se debe a que existe un cierto pudor o prejuicio por imposición social a manifestar la creencia en este tipo de artes adivinatorias.

Este es el principal motivo por el que muchas consultas se realizan por teléfono, en la privacidad del hogar, sin tener que acudir a un lugar físico y estar en el punto de mira de todos los curiosos. Ante esta alta demanda, han proliferado los videntes con gabinete, que atienden en un centro de llamadas telefónicas, y que se encuentran rodeados de otras personas que también estás haciendo consultas. Este tratamiento de la videncia tan impersonal, en un ambiente en el que la concentración no tiene cabida, hace que las predicciones resulten poco fiables.

En cambio, los videntes sin gabinete atienden a sus clientes de forma única y personal, desde un ambiente apropiado, calmado y en paz, sin nadie más perturbando ese momento de conexión que se debe establecer para que se pueda acertar en las predicciones, gracias a una concentración adecuada.

La videncia es una práctica muy popular que está muy extendida. Pero también es cierto que existen muchos vendedores de humo y que hay que encontrar videntes fiables, como las referenciadas, para no quedar con la sensación de haber perdido el tiempo, el dinero y las esperanzas en esta profesión. Una mala experiencia puede hacer desconfiar, sin embargo, las videntes buenas existen y utilizan su don para ayudar a las personas, pero como profesionales que son también es un medio de vida.

Don de nacimiento

Hay solo algunas videntes que realmente han nacido con ese don y han sido capaces de explorarlo, desarrollarlo y mejorarlo con la experiencia. Estas videntes son mucho más intuitivas y fiables que aquellas que se han formado a base de estudios, careciendo de este regalo con el que solo algunas elegidas cuentan al nacer.

Para aquellos que estén interesados en conocer su futuro, el mejor consejo es recurrir a una vidente sin gabinete que cuente con ese don desde la cuna. Esta es una de las formas de asegurarse que no van a ser engañados.

Otra recomendación es indagar sobre las opiniones de otras personas que ya han realizado consultas con estas videntes y las valoraciones que han recibido. En este sentido, en videntesbuenasamor.com, solo se encuentran videntes que han demostrado ampliamente su capacidad de acierto a la hora de adivinar el porvenir y que han entrado a formar parte de esta página en base a las opiniones positivas de quienes ya han probado sus servicios.

Sesiones para conocer lo que el destino depara

Durante las sesiones con las videntes sin gabinete, esta entrará en conexión con el cliente y las energías fluirán para que su mente supere la barrera de la relación espacio-tiempo. En ese momento, el interesado podrá realizar las preguntas que desee para conocer su futuro.

Aunque son muchos los temas que interesan conocer, los más demandados son los relacionados con el amor, el dinero, la familia y la traición. Todo depende de las preocupaciones que asalten a los clientes en esos momentos. De todos ellos, el amor es sin duda el que más demanda tiene.

El amor es el sentimiento más puro que hay, por el que se cometen las mayores locuras y el que el desata las peores tormentas. En los momentos complicados, o en los que se hace necesario tomar una decisión certera, consultar con una vidente especializada en el amor puede ayudar a despejar dudas y servir de guía espiritual para tomar una decisión o la opción más acertada.

Comentarios