lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La experiencia es un grado

Feijóo, y su larga trayectoria al frente de la Xunta, viene a marcar la nueva etapa del PP. Se acabaron los experimentos. No se da el salto desde Nuevas Generaciones a la cúpula de Génova y el último exponente de esa etapa es Isabel Díaz Ayuso quien ayer, en medio de la amarga despedida de su ex amigo Casado, recordó su afrenta.


El nuevo líder dice que ha llegado para ganar, lo que no deja de ser una obviedad. Evidentemente, estar al frente del principal partido de la oposición significa ser alternativa de Gobierno. Y ha sido su experiencia en Galicia lo que le ha catapultado a Madrid.


Casado prolongó su agonía hasta el último minuto y subió a la tribuna para reivindicar su corto legado y anunciar que lo deja todo. Los aplausos que recibió respondían más a la mala conciencia, de quienes le abandonaron cuando vieron que perdía, que de solidaridad. Incluso su regreso a la vida civil fue un alivio para muchos.


Vuelve el PP de Rajoy, no solo por la recuperación del centrismo, sino también por los perfiles de los nuevos elegidos para la dirección. Se buscan perfiles moderados, mayores de cuarenta años, con experiencia parlamentaria, mano izquierda y capacidad de diálogo.


Cuca Gamarra, a la que ahora se asciende a los altares, tiene mucha más habilidad para sobrevivir en las guerras fratricidas que labia parlamentaria. Frente al “general secretario” que ha sido García Egea, ella va a ejercer el diálogo y no el exilio con los dirigentes territoriales. El que será nuevo coordinador general, Elías Bendodo, no solo es “el hombre” de Juanma Romero, es otro superviviente de los “castigos” de la anterior dirección y otro personaje bregado en la resolución de conflictos. En la lista del nuevo Comité Ejecutivo aparecen nombres de larga trayectoria: José Manuel García Margallo, Iñaki Oyarzabal, Manuel Cobo, o Jose Manuel Romay Becaria.


Ana Pastor también está en la lista, pero su probada capacidad la hacía candidata a más altas responsabilidades. Parece que la razón de su “ostracismo” está en viejas diferencias con Feijóo.


De los dos expresidente populares, quien sale como claro ganador en la nueva etapa es sin duda Rajoy. Es su gente la que vuelve al primer plano y, por mucho que Aznar felicitara al nuevo líder, sus “cachorros” eran Casado y, sobre todo, Díaz Ayuso. También pierden puntos en el escalafón el portavoz en el Senado, Javier Maroto, y la portavoz en el Parlamento Europeo, Dolors Monserrat. Ganan peso Martínez Maillo en la Cámara alta y Esteban González Pons, el nuevo “jefe” en Bruselas.


No va a ser fácil la tarea de Feijóo, pese a ser elegido por aclamación como exigía. Casi al mismo tiempo que su partido le vitoreaba en Sevilla, Abascal aseguraba a los suyos que su objetivo es superar los cien escaños. Frenar a la extrema derecha va a ser su reto más urgente.

La experiencia es un grado

Te puede interesar