lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Ucrania mantiene la presión en Jerson y obliga a Rusia al repliegue

Civiles ucranianos reciben paquetes con suministros en la recién liberada ciudad de Kupiansk | efe

El Ejército ucraniano persiste en su ofensiva en la anexionada región de Jerson y obliga a las tropas rusas a fortalecer sus defensas para evitar la pérdida de más territorios en el sur y el este de Ucrania.


“En estos momentos comenzó la fase activa de la ofensiva del Ejército ucraniano que esperábamos”, declaró ayer a la televisión pública rusa el subjefe de la administración instalada por Rusia en la anexionada región de Jerson, Kiril Stremousov. 


Según el periódico ruso ‘Moskovski Komsomolets’, el Ejército ucraniano habría reunido alrededor de 60.000 soldados, emplazados en las regiones de Jerson y Mykolaiv.


El representante prorruso buscó quitar hierro a la situación y señaló que el Ejército ruso “está preparado para repeler todos estos ataques y resistir los empujones hasta el final”.
Según Stremousov, la parte ucraniana optó ayer por los duelos de artillería, que centró en las zonas aledañas a la localidad de Dudchani, ubicada en la parte de la ribera derecha del Dnieper controlada todavía por Rusia.

 

Pulso tecnológico
Los ataques ucranianos activaron los sistemas de defensa antiaérea sobre Nova Kajovka, donde se escucharon dos explosiones, sin reportar daños.


El riesgo de la ofensiva ucraniana obligó el pasado jueves al gobernador en funciones de Jerson, Vladimir Saldo, a pedir ayuda a Rusia para evacuar a los civiles, ante lo que el viceprimer ministro ruso, Marat Jusnulin, aseguró que Moscú ofrecería vivienda gratuita a los refugiados.


Todo ello, tras las recientes pérdidas significativas de territorio sufridas por el Ejército ruso ante el avance ucraniano, que logró recuperar más de 1.000 kilómetros cuadrados de esta región ucraniana.


Más al norte por el curso del Dnieper, en las regiones ucranianas de Mykolaiv y Zaporiyia, las tropas rusas también se mantienen a la defensiva, según informó ayer el Estado Mayor de las Fuerzas Terrestres de Ucrania en su parte de guerra.


“En las direcciones de Novopavlovsk (Mykolaiv) y Zaporiyia, el enemigo no realizó acciones ofensivas y continúa diseñando líneas y posiciones defensivas. Disparó morteros, cañones y cohetes de artillería sobre más de veinte distritos”, señaló el mando ucraniano, que informó haber causado graves bajas a las fuerzas rusas.


El Ejército ucraniano informó que “un gran número de heridos están ingresados ​​en instalaciones médicas en los territorios temporalmente ocupados. Los hospitales están llenos en la ciudad de Tokmak, en Zaporiyia”.

 

Daños con la atención médica
Según testimonios de los residentes locales citados por Kiev, “los hospitales (en las zonas ocupadas por Rusia) no aceptan a civiles por la carga de trabajo de los médicos y la falta de camas”.


“Debido a la baja calidad de la atención médica y la negativa del mando de las fuerzas de ocupación rusas a evacuar a los heridos graves al territorio de Rusia, la tasa de mortalidad supera el 50%”, añadió la entidad castrense.


Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que en la madrugada del viernes “frustró los preparativos del Ejército ucraniano de una operación de desembarco especial en la zona de la central nuclear de Zaporiyia, controlada por las tropas rusas”, según aseguraron. l

Ucrania mantiene la presión en Jerson y obliga a Rusia al repliegue

Te puede interesar