jueves 22.08.2019

Dos tiroteos masivos en Texas y Ohio hacen saltar las alarmas en los EEUU

Trump ordena banderas a media asta por las más de treinta víctimas de los ataques de El Paso y Dayton
Un agente de las fuerzas de seguridad regresa a su vehículo, que bloquea una carretera, cerca del Walmart en El Paso | EFE
Un agente de las fuerzas de seguridad regresa a su vehículo, que bloquea una carretera, cerca del Walmart en El Paso | EFE

Las matanzas ocurridas en El Paso (Texas), con una veintena de muertos, y Dayton (Ohio), con  nueve víctimas, han hecho saltar las alarmas en los EEEU. Ocurrieron con solo unas horas de diferencia y se suman a la lista de asesinatos indiscriminados con armas de fuego registradas en los dos últimos decenios Estados Unidos.

El presidente Donald Trump, ordenó que todas las banderas en edificios federales del país ondeen a media asta “en respeto solemne” por las víctimas: “Nuestra nación llora con aquellos cuyos seres queridos fueron asesinados en los trágicos tiroteos de El Paso y Dayton, y compartimos el dolor y el sufrimiento de todos aquellos que fueron heridos en estos dos ataques sin sentido”, señaló Trump en una declaración divulgada por la Casa Blanca.

“Condenamos estos actos odiosos y cobardes”, continuó el mandatario norteamericano, que confirmó que las banderas de todo el país se mantendrán a media asta hasta el próximo jueves, día 8 de agosto.

El primer tiroteo ocurrió el sábado en un centro comercial en la ciudad de El Paso, donde una veintena de personas murió y 26 resultaron heridas. El autor de la masacre, un joven de 21 años, está arrestado, y las autoridades de EE.UU. aseguraron que están tratando la investigación como un caso de “terrorismo doméstico” y “delito de odio”.

El fiscal del distrito, Jaime Esparza, anunció que buscará la “pena capital” para el hombre acusado de la matanza. “Estamos tratando esto como un caso de terrorismo doméstico y vamos a hacer lo que hacemos a los terroristas en este país, que es ofrecer una justicia rápida y segura”, indicó John Bash, fiscal federal para el distrito oeste de Texas, quien compareció junto a Esparza.

Los investigadores también apuntaron al posible vínculo del sospechoso –Patrick Crusius, de 21 años y detenido en la cárcel del condado– con un manifiesto publicado en internet que alerta de “la invasión hispana de Texas”.

Sin móvil en Ohio
Al menos diez personas fallecieron, incluido el sospechoso, Connor Betts y la hermana de éste, y otras 27 resultaron heridas, en el segundo tiroteo, ocurrido ayer de madrugada en una popular zona de ocio Dayton (Ohio), horas después de la matanza de Texas.

Las víctimas tienen entre 22 y 57 años y todas fueron encontradas en ismo lugar, donde hubo además 27 heridos. Al cierre de esta edición no se conocían detalles sobre el móvil del suceso.
Betts carecía de antecedentes y los cuerpos de seguridad registraron ya su domicilio en Bellbrook, a 25 kilómetros al sur de Dayton. 

De 24 años y raza blanca, fue abatido apenas “un minuto después de abrir fuego”, explicó Nan Whaley, alcaldesa de la ciudad.

Comentarios