Viernes 24.05.2019

Mueren dos adolescentes durante las protestas de la oposición en Caracas

 

El número de fallecidos desde el martes aumenta a cuatro tras los de los dos jóvenes de 14 y 16 años

 

el ideal gallego-2019-05-03-031-7a2ff9b3
el ideal gallego-2019-05-03-031-7a2ff9b3

Los adolescentes Yoifre Hernández Vásquez, de 14 años, y Yosner Graterol, de 16, murieron ayer tras resultar heridos en las protestas opositoras en Venezuela, con lo que aumenta a cuatro el número de fallecidos desde que se produjera el martes un efímero levantamiento militar.

Un familiar de Yoifre Hernández dijo que el joven había acudido a las manifestaciones que se convocaron el miércoles en el bastión opositor caraqueño de Altamira, donde miles de personas se enfrentaron a las fuerzas de seguridad cuando intentaban trasladarse al oeste de la capital, y fue herido en circunstancias poco claras.

Yoifre falleció ayer por la mañana en la Clínica Ávila de la capital venezolana.

Herida de bala
Por su parte, Yosner Graterol murió después de ser herido de bala en una protesta en la ciudad de La Victoria, en el estado de Aragua (centro del país), según confirmó el Observatorio de Conflictividad Social (OVCS).


“Lamentamos la muerte del adolescente Yosner Graterol (16). Fue herido de bala durante manifestación en la Victoria, estado Aragua, el 30.05.19. Expresamos nuestra solidaridad con familiares y amigos. Exigimos Justicia”, escribió la ONG en su cuenta de la red social Twitter.
Con estas muertes, ascienden a 57 los fallecidos durante las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro desde inicios de año, de acuerdo con al cómputo del OVCS.


El miércoles murió en Caracas Jurubith Rausseo García, de 27 años, mientras que el día que arrancaron las manifestaciones el pasado martes perdió la vida en el estado de Aragua Samuel Enrique Méndez, de 24 años. Asimismo, cerca de 200 personas han resultado heridas en las manifestaciones, incluida una decena de trabajadores de la prensa.


Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, proclamó un Gobierno interino que cuenta con el respaldo de más de 50 países.


En paralelo, la nación petrolera sufre la peor crisis económica de su historia, lo que genera cada día protestas para denunciar la escasez de alimentos y medicinas y el pésimo funcionamiento de los servicios públicos.


El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino, anunció el miércoles una huelga general, solo horas después de liderar un fracasado levantamiento militar, y en la misma jornada en que el gobernante, Nicolás Maduro, llamó al chavismo a acometer las rectificaciones que necesita la “revolución” que lidera.

Guaidó acompañó las manifestaciones opositoras por la conmemoración del Día del Trabajo y prometió luchar por la recuperación del mermado poder adquisitivo de la población.

El líder opositor celebró que miles de personas estuvieran en las calles manifestándose “a pesar de la intimidación” que achaca al Ejecutivo de Maduro, al que desconoce y a cuyo derrocamiento llama abiertamente.

Asimismo, aseguró que continuará con sus llamamientos a protestas hasta lograr el cese de la “usurpación” que considera hace Maduro de la Presidencia.

Comentarios