lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los médicos de Isabel II, preocupados por su salud

La reina Isabel II, hace dos días, cuando recibió en audiencia a Liz Truss /EFE/EPA/Andrew Milligan

Los doctores que atienden a la reina Isabel II se mostraron este jueves "preocupados" por su estado de salud y han recomendado que quede bajo supervisión médica.

 

En un comunicado, el Palacio de Buckingham informó de que la monarca pese a todo se encuentra "cómoda" y sigue en el castillo de Balmoral, en Escocia.

 

La salud de la Reina, que hace tiempo que experimentaba "problemas de movilidad", ha empeorado desde que el martes recibió en Balmoral a Boris Johnson, quien le presentó su dimisión como primer ministro, y su sucesora, Liz Truss, a quien encomendó la formación de un Gobierno.

 

El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, interrumpió una alocución parlamentaria para declarar: "Sé que hablo en nombre de toda la Cámara cuando digo que enviamos nuestros mejores deseos a Su Majestad la Reina y que ella y la familia real están en nuestros pensamientos y oraciones en este momento". "Si hay algo más, informaremos a la Cámara", agregó.

 

Acompañada de sus hijos

La princesa Ana, la única hija de Isabel II, y sus hermanos Andrés y Eduardo se dirigen al castillo de Balmoral (Escocia), adonde también se han desplazado los príncipes Carlos -heredero al trono- y su hijo Guillermo para acompañar a la soberana, cuya salud ha empeorado.

 

Isabel II, de 96 años y que este 2022 celebró 70 años en el trono, está bajo supervisión médica después de cancelar ayer un compromiso oficial.

 

El martes, la soberana recibió a la líder conservadora, Liz Truss, a quien encomendó formar un Gobierno como primera ministra, al tiempo que se despidió de Boris Johnson, quien dimitió el 7 de julio.

 

Aunque no se ha detallado el estado de la Reina, el hecho de que sus allegados se hayan desplazado a Balmoral indica que la situación es grave.

 

Truss y el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, así como otros políticos, han expresado su apoyo a la familia real, a la espera de más noticias.

 

En caso de fallecimiento de la jefa del Estado, se activaría un protocolo de acontecimientos de diez días de duración. 

 

Los médicos de Isabel II, preocupados por su salud

Te puede interesar