jueves 19.09.2019

Los líderes mundiales rinden tributo a los veteranos del Día D en Portsmouth

Trump, Macron, Merkel y Trudeau acompañaron a Isabel II en el lugar donde embarcaron los soldados

El presidente francés, Emmanuel Macron, saluda a un veterano durante la ceremonia de conmemoración | OWEN COOBAN (efe)
El presidente francés, Emmanuel Macron, saluda a un veterano durante la ceremonia de conmemoración | OWEN COOBAN (efe)

La reina Isabel II, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Donald Trump, entre otros líderes mundiales rindieron tributo en Portsmouth a los veteranos del Día D, para conmemorar el 75º aniversario del Desembarco de Normandía, el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial.

El Gobierno de Reino Unido había prometido “el mayor espectáculo militar de la Historia reciente” y cumplió con una exhibición aérea y naval con equipos antiguos y modernos que incluyó unas salvas, así como un documental sobre el Desembarco de Normandía.

A la ceremonia asistieron el presidente francés, Emmanuel Macron, y los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau, y Australia, Scott Morrison, así como Merkel y Trump, entre otros. Un total de dieciséis países enviaron representación a Portsmouth.

“La generación de la guerra –mi generación– es resistente y estoy encantada de estar hoy (por ayer) en Portsmouth con vosotros”, dijo la monarca británica, de 93 años de edad, que ejerció 
de anfitriona junto al príncipe Carlos y a la primera ministra, Theresa May.

“El heroísmo, el coraje y el sacrificio de aquellos que perdieron sus vidas no se olvidará nunca”, afirmó. “Con gran humildad y placer, en nombre de todo el país y de todo el mundo libre, os digo a todos: Gracias”, declaró Isabel II.

Trump, por su parte, optó por leer la oración que pronunció Franklin D. Roosvelt en 1944. “El enemigo es fuerte. Puede que rechace nuestras fuerzas pero volveremos una y otra vez. Y sabemos que, por la gracia del Señor y nuestra justa causa, nuestros hijos triunfarán”.

También estuvieron presentes algunos veteranos del Día D. Los líderes mundiales les estrecharon las manos y charlaron brevemente con ellos. “Felicidades y muchas gracias”, le dijo a uno el presidente estadounidense, que se encuentra en su último día de su gira británica.

En las primeras horas del 6 de junio de 1944, más de 150.000 tropas aliadas, la mayoría jóvenes estadounidenses, canadienses y británicos, partieron de Portsmouth y sus alrededores para iniciar una ofensiva por tierra, mar y aire en las playas de Normandía.

Las fuerzas soviéticas llevaban ya tres años combatiendo a la Alemania nazi en el frente oriental y el líder de la URSS, Josef Stalin, había pedido al primer ministro británico, Winston Churcill, que abriera un segundo frente en Europa occidental.

La invasión, bautizada como “Operación Jefe Supremo” sigue siendo el mayor asalto anfibio de la Historia, con casi 7.000 naves desembarcando en una franja de 80 kilómetros de la costa francesa.
Miles murieron esa noche por la fiera respuesta de las tropas nazis. Los supervivientes cuentan que el agua del mar estaba teñía de rojo. “Estaba aterrorizado. Creo que todo el mundo lo estaba”, contó el veterano John Jenkins, de 99 años. “Nunca olvidas a tus compañeros porque estábamos todos juntos en esto”, añadió el veterano.

Comentarios