• Miércoles, 23 de Mayo de 2018

El futuro ministro de finanzas de Merkel admite que Alemania cometió “errores con Europa” en el pasado

 

El probable ministro de Finanzas de Angela Merkel, el socialdemócrata Olaf Scholz, admitió que Alemania cometió en el pasado “errores con Europa” y dijo que no se debe pretender imponer a otros Estados sus políticas de desarrollo.

 

El futuro ministro de finanzas de Merkel admite que Alemania cometió “errores con Europa” en el pasado
Olaf Scholz, que aparece como ministro de Finanzas en todas las listas que circulan | aec
Olaf Scholz, que aparece como ministro de Finanzas en todas las listas que circulan | aec

El probable ministro de Finanzas de Angela Merkel, el socialdemócrata Olaf Scholz, admitió que Alemania cometió en el pasado “errores con Europa” y dijo que no se debe pretender imponer a otros Estados sus políticas de desarrollo.
“No queremos imponerle a otros Estados europeos cómo deben desarrollarse. Está claro que en el pasado se cometieron errores”, dijo Scholz, que aparece como ministro de Finanzas en todas las listas que circulan, en unas declaraciones que publicó ayer la revista “Der Spiegel”. Dentro de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Merkel, hay malestar por la decisión de conceder el Ministerio de Finanzas al Partido Socialdemócrata (SPD) y se teme que con ello se ponga en riesgo la política de disciplina fiscal de los últimos años. Scholz, sin embargo, afirmó en la entrevista que durante el próximo Gobierno no se cuestionara el objetivo de mantener un presupuesto equilibrado.
“Los socialdemócratas defendemos unas finanzas sólidas. Para los próximos cuatro años tenemos 1,4 billones. Del resto, dependemos de que haya mayor crecimiento que genere un aumento en la recaudación fiscal”, señaló. Por otra parte, reiteró lo que ya está incluido en el acuerdo de coalición y es la disposición de Alemania a aumentar sus aportaciones al presupuesto de la UE, que será necesario por el “brexit”. “Naturalmente tendremos que tener una participación importante para cubrir ese vacío”, dijo Scholz. Sin embargo, el político socialdemócrata agregó que Alemania no asumirá toda la carga.
Así, los partidos de la gran coalición de Gobierno en Alemania se vieron sacudidos por discusiones internas tras el acuerdo alcanzado para reeditar la alianza entre el SPD y el bloque conservador de Angela Merkel. En el SPD, a la lucha entre los defensores de reeditar la gran coalición y sus enemigos se sumó el enfrentamiento entre el jefe saliente del partido, Martin Schulz, y su antecesor Sigmar Gabriel por ocupar el Ministerio de Asuntos Exteriores. En cuanto a lo programático y en el reparto de carteras ministeriales hay cierto consenso en Alemania acerca de que los socialdemócratas consiguieron ponerle su sello al acuerdo de coalición.
Por un lado, está la apuesta por las inversiones que Schulz trató de vender eso como el fin de la austeridad pero en el acuerdo no se usa en ningún momento esa expresión. Mientras tanto, los socialdemócratas, que podrían considerarse como ganadores de las negociaciones, se enredaron en una disputa personal autodestructiva que terminó por sacar a Schulz de la escena política en el curso de 48 horas.
La pretensión de Schulz de asumir el Ministerio de Exteriores ocasionó tal resistencia que el final el mismo optó por desistir de ello para, no poner en peligro la aprobación del acuerdo de coalición por parte de los militantes socialdemócratas en la consulta que se celebrará el 4 de marzo. El jefe de las Juventudes Socialdemócratas, Kevin Kühnert, mientras tanto, sigue recorriendo el país pidiendo a los militantes que voten en contra de la coalición. l