lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Desescalada en Kosovo: la minoría serbia retira sus barricadas

Un civil camina al lado de uno de los bloqueos, en Mitrovica | efe

 El bloqueo de las carreteras del norte de Kosovo que los serbios locales mantenían desde hace 20 días en protesta por lo que consideran política discriminatoria del Gobierno kosovar, ha sido retirado hoy, con lo que se reducen las tensiones que amenazaban con escalar, lo que ha causado alivio un a la Unión Europea (UE), Estados Unidos y la ONU.


Los serbokosovares retiraron algunas de las más de diez barricadas de camiones y de otros vehículos que colocaron en el norte kosovar desde el pasado día 10, en protesta contra la política del Gobierno de Pristina.


Se espera que antes del fin de semana completen el desbloqueo del norte kosovar, limítrofe con Serbia, donde se concentra la población serbokosovar, que es minoría en Kosovo.


Muchas de las carreteras bloqueadas llevan hacia los puestos fronterizos de Jarinje y Brnjak, entre Kosovo y Serbia, que permanecen cerrados desde el pasado día 10.


Hoy también ue reabierto al tráfico el puesto fronterizo de Merdare, clausurado los dos días pasados por una de las últimas barricadas colocadas.


La misión KFOR de la OTAN en Kosovo celebró hoy la eliminación de las barricadas, y pidió que se complete con rapidez y evitando cualquier posibilidad de incidente que pueda poner en peligro la seguridad, muy frágil las semanas pasadas.


“Todas las partes deben evitar cualquier retórica o acción que pueda causar una escalada. La KFOR sigue de cerca los acontecimientos”, indica el comunicado, que recalca su disposición a intervenir en caso de necesidad.


Los medios kosovares informaron de que horas antes del inicio de la retirada del bloqueo fueron incendiados dos camiones en una barricada en las cercanías de la ciudad de Mitrovica, sin que hasta el momento se conozcan las causas.


Los serbios protestaron con barricadas, en las que se reunían a diario, contra la política del Gobierno de Pristina que consideran discriminatoria.


Las tensiones se reducen en el norte kosovar desde que un expolicía serbokosovar, acusado de terrorismo, fuera excarcelado el miércoles y puesto en arresto domiciliario.


Su detención, que los serbios consideran infundada y una intimidación a esa población, había desencadenado el descontento.


Para la eliminación del bloqueo, los serbios también pidieron la puesta en libertad de varias personas más, así como la retirada de unidades de la policía especial enviada al norte por Pristina, al argumentar que su presencia viola los acuerdos internacionales.


El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, quien se reunió anoche con representantes de los serbokosovares, aseguró que recibió garantías de Estados Unidos y la Unión Europea de que serán cumplidas sus exigencias.


Ante la desescalada de las tensiones, Vucic levantó hoy la alerta de máximo nivel en la que había puesto a su Ejército hace dos días.


La Unión Europea (UE) celebró hoy que Serbia y Kosovo hayan resuelto por la vía “diplomática” las tensiones.


“La diplomacia ha prevalecido en la desescalada de las tensiones en el norte de Kosovo. La violencia nunca puede ser la solución”, declaró el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.


La UE, Estados Unidos y la KFOR trabajaron juntos en las pasadas semanas con las autoridades de Serbia y Kosovo en los intentos de desescalar la situación y evitar nuevas crisis, frecuentes en la región desde hace meses.


También hoy, la misión UNMIK de la ONU en Kosovo pidió reanudar el diálogo de normalización de las relaciones entre Belgrado y Pristina, facilitado por la UE desde 2011.


Mientras, en Pristina, un grupo de jóvenes estudiantes protestaron hoy en una plaza para exigir el boicot de los productos importados de Serbia, informó el portal Koha.


La decisión de la judicatura kosovar de dejar en arresto domiciliario al expolicía serbokosovar causó críticas del Gobierno.


Serbia y los serbokosovares no reconocen la independencia de su antigua provincia de Kosovo, proclamada por la mayoría albanokosovar en 2008 tras la guerra de 1998/99 y la represión de Belgrado en la década de 1990 al movimiento separatista albanokosovar.

Desescalada en Kosovo: la minoría serbia retira sus barricadas

Te puede interesar