lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Mamá Piana, el restaurante de Valdoviño que ha sido premiado con el Plato de Oro

Ángel y Eva recogiendo el premio Plato de Oro. I CEDIDA

Radio Turismo se dedica a reconocer el esfuerzo gastronómico de los mejores restaurantes de toda la península desde 1983, siendo el premio gastronómico más antiguo de España. La noche de ayer fue la fecha señalada para la celebración de la gala en el Gran Hotel Los Abetos, donde restaurantes gallegos y asturianos acudieron para recibir el reconocimiento a toda una vida de trabajo en la gastronomía. 

 

Se trata de un premio que celebra la excelencia de aquellos locales que viven por y para la hostelería, donde lo importante es que tengan un producto de excelente calidad y la incansable labor de los hosteleros por ofrecer un servicio único al cliente.

 

Uno de los premiados con el Plato de Oro concedido por Radio Turismo en esta ocasión ha sido Mamá Piana, un restaurante ubicado en la localidad de Valdoviño. Mamá Piana abrió sus puertas hace ya nueve años y a los mandos de este restaurante se encuentran Ángel Díaz y Eva Méndez, sus dueños. Eva había estudiado Humanidades y Ángel, era técnico de electricidad. Los dos, decidieron cambiar sus trabajos y dedicarse a lo que realmente les hacía felices: la hostelería. Y así fue como arrancó Mamá Piana. 


“Ganar el Plato de Oro es una recompensa muy grande. Después de estos años tan duros de pandemia, junto con la guerra de los precios… casi todo eran ingratitudes. Un premio como este supone para nosotros un refuerzo. Todo el mundo que está a nuestro alrededor se alegró mucho por nosotros y por lo que esto significa para la comarca”, destaca Ángel. 

 

Plato de Oro Mamu00e1 Piana
Plato de Oro Mamá Piana. I CEDIDA

 

A Ángel recibir este premio le llamó mucho la atención, tanto que al principio no conseguía creérselo: “Fue muy sorprendente la verdad, es un premio nacional. Un día me encontré con un correo electrónico que ponía “enhorabuena, habéis sido seleccionados”. Entonces comienzo a leer y veo que nos han concedido un premio a nivel nacional que promueve la gastronomía y el buen uso que se hace de ella. Y la verdad es que nos quedamos un poco en shock. Pasado un tiempo, nos llegó una carta y al estar por el medio la Federación de Autónomos de Galicia pues ya nos lo creímos y nos animamos. Nos extrañó que de toda la comarca y de toda esta zona los únicos premiados fuésemos nosotros”. 

 

Tanto Eva como Ángel destacan el cariño y el mimo con el que elaboran sus platos y la buena calidad de los productos con los que trabajan: “intentamos trabajar siempre con productos de proximidad y de calidad. La atención al cliente es algo que nos diferencia. Además, siempre le damos un toque diferente a lo que servimos, para huir de lo típico. Con esto me refiero a que cogemos un plato humilde, un plato tradicional y le damos un toque especial. Por ejemplo: en un plato de pulpo con grelos se nos escapa un cordón de puré de manzana, un sabor muy reconocible. Te puedo poner otro ejemplo: todas las patatas que utilizamos, menos las que tienen que ser obligatoriamente fritas, llevan un fondo de pescado o de verduras. Y con esto conseguimos que cambiando un ingrediente de dicho plato, lo podamos transformar en apto para vegano o vegetariano”. 

 

Todo el equipo de Mamu00e1 Piana
Todo el equipo de Mamá Piana. I CEDIDA

 

“Nos gustaría destacar y respaldar el trabajo de todo el equipo, no hay distinción entre nosotros. A recoger el premio fuimos todos. Puedes tener el mejor cocinero del mundo, pero como no tengas a un trabajador en sala que cante bien los tiempos y que tenga muy en cuenta cómo está funcionando todo fuera, de nada sirve el trabajo del cocinero. Sería un caos. Desde que trabajamos aquí, hace ya nueve años, nosotros no hemos tenido que despedir a nadie. Cuando alguien dejó de formar parte del equipo, no fue porque lo despidieramos, si no porque encontraban trabajo en otro lugar. Se marchaban por la puerta llorando, porque les daba pena. Y eso, para nosotros, es muy satisfactorio”, destacan. 

 

En Mamá Piana tiene una norma interna: “si el plato vuelve a la cocina sin tocar o muy lleno, vamos a preguntar qué es lo que pasa, si no es lo esperado o si no gusta y no se lo vamos a cobrar al cliente. Esto nos pasa en muy pocas ocasiones al año, podría contarlas con los dedos de las manos. Y sinceramente, preferimos que los clientes se vayan contentos. Y además, siempre tenemos un detalle al final de la comida, nunca se va absolutamente nadie sin tomar postre. Y para los más pequeños, siempre tenemos un detalle, ya sea un postre o unas chucherías”, añade Ángel. 

Mamá Piana, el restaurante de Valdoviño que ha sido premiado con el Plato de Oro

Te puede interesar