martes 29/9/20

La Xunta se ve “en emergencia financiera” y plantea vías al Gobierno para que pague su deuda

El Ejecutivo “priorizará” pagar a los funcionarios, pero admite que cuesta “muchísimo” abonar facturas

Vista General de la reunión del Consello de la Xunta en San Caetano
Vista General de la reunión del Consello de la Xunta en San Caetano

El Gobierno gallego volverá a dirigirse al Gobierno y le planteará nuevas fórmulas para que “pague todo lo que debe” a la comunidad –en relación a los 700 euros que reclama–, después de que, hasta el momento, “solo hayan sido transferidos 167 de los 334 millones” de euros que el Ejecutivo de Pedro Sánchez sí se había comprometido a abonar en concepto de entregas a cuenta.

No en vano, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado que las arcas autonómicas están “en situación de emergencia financiera”. “Estamos a fin de año y no tenemos dinero”, dijo después del Consello y antes de remarcar que de los 700 millones de euros que exige al Gobierno, “por prudencia” se presupuestaron 530, contando con gastar el resto “como remanentes”.

Acudir a tesorería

“Pero si esos 530 millones no se transfieren, hay un agujero”, ha señalado, antes de recordar que ahora toca pagar las nóminas de los empleados públicos y la extra de Navidad. En todo caso, preguntado acerca de si estas nóminas están en riesgo, dio a entender que “no” porque la “prioridad” de la Administración es “pagarlas” y, de ser necesario, se acudiría a líneas de tesorería.

Pero sí admitió las dificultades y retrasos en el pago de facturas, antes de proclamar que “no es justo”. “Nos está costando muchísimo pagar las facturas, no solo en plazo, sino pagarlas”, dijo.

Por eso, la Xunta se dirigirá al Gobierno y le planteará dos “opciones” para que abone “de inmediato” no solo las entregas a cuenta que había accedido a pagar, sino los otros 370 millones que exige la comunidad (200 millones por una anualidad del IVA de 2017 y otros 170 por el cumplimiento de las reglas fiscales).

Alternativas

Para la mensualidad del IVA, la Xunta propone como vía “genérica” que el Gobierno habilite financiación para compensar a todas las comunidades “todas las cantidades del IVA antes del 30 de diciembre”, ya sea a través de modificaciones presupuestarias o “completando” el decreto ley articulado para transferir las entregas a cuenta, como la Comunidad gallega ya defendió en su día.

La segunda vía pasaría por que Moncloa asuma un incremento transitorio de su deuda y que se endeude por el mismo importe que la deuda del IVA. De tal forma, posteriormente, una vez que habilite el mecanismo legal adecuado, dejaría sin efecto esa deuda, como consecuencia de que mediante un ajuste contable el IVA sería igual a la deuda que el Gobierno suscribiría y transferiría.

“Esta fórmula es muy sencilla, el Gobierno central emite deuda pública por el importe del IVA que debe a las comunidades; transfiere ese importe a las comunidades; y posteriormente, en la primera ley que pase por las Cortes, genera crédito a través del IVA que ya tiene recaudado y por ese mismo importe amortiza la deuda”, dijo.

Si el Gobierno “no hace caso”, la Xunta ya anunció que planteará que el asunto se debata en el Congreso, donde –apuntó– espera que la demanda cuente con el apoyo de los independentistas catalanes. “Supongo que para empezar a hablar (en las negociaciones con el PSOE) exigirán que se pague el IVA a Cataluña”, afirmó.

En cuanto a los recursos derivados de cumplir las reglas fiscales, ironizó con que ahí la Xunta no espera contar con los independentistas porque en la comunidad catalana “se gasta más de lo que se tiene”. Lo que hará la Xunta con respecto a esta cuestión es pedir que se reúna el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Comentarios