domingo 25.08.2019

La Xunta aprueba la convocatoria de 1.314 plazas en sanidad este año

El Sergas elevará su oferta en la licitación del próximo contrato del servicio de ambulancias

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello | xoán rey (efe)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello | xoán rey (efe)

La Xunta dio ayer el visto bueno a la convocatoria, que se hará en el primer semestre del año, para la cobertura de 1.314 plazas en sanidad. De estas plazas, 332 son para médicos, 567 para diplomados sanitarios, fundamentalmente enfermería, y 415 plazas para personal de gestión y servicios en los hospitales y centros de salud, explicó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

La convocatoria supone que la tasa de reposición se eleva al 108 por ciento, un porcentaje adicional por haber cumplido Galicia la regla de gasto, lo que conlleva la posibilidad de disponer de 213 plazas más. En este caso, la Xunta podría haberlas destinado a función pública, en general, educación y sanidad pero ha concentrado en esta área toda la oferta adicional. De la convocatoria de este año de médicos (332), 200 serán para médicos de familia y 35 para pediatras, las especialidades con más demanda.

Cifra total
Además, en la convocatoria que se haga en el primer semestre de este año se sumarán las plazas de 2018, por lo que finalmente habrá 254 plazas de médico de familia y 93 de pediatría.
Por otro lado, el presidente de la Xunta anunció que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) “incrementará” su oferta en la licitación del próximo contrato del servicios de ambulancias, ya que el actual vence “a finales de año”.


Feijóo hizo este anuncio al tiempo que insistió en que el conflicto laboral en el transporte sanitario –está planteada una huelga indefinida a partir del próximo día 20 si no se acuerda un nuevo convenio colectivo– “no es un conflicto con la Xunta”.


Al ser preguntado sobre este asunto, recordó que en el servicio no operan “ni empresas públicas ni trabajadores públicos”, si bien destacó que los empleados “tienen derechos” y las compañías “tienen que reconocer” sus reivindicaciones si son “razonables”.


En cualquier caso, Feijóo quiso “condenar” los “atentados” cometidos contra los vehículos sanitarios –según el 061, más de 148 incidencias durante la tercera convocatoria de huelga– y lamentó que “no obtuviese respuesta” de la oposición (PSdeG, En Marea y BNG) cuando les pidió que “se posicionasen en contra” de estas acciones. “Galicia no es así y la inmensa mayoría de gallegos no participamos en este tipo de actuaciones, que lo único que hacen es acreditar a quien las hace”, prosiguió, apelando además al “sentido común”.  


Precisamente ayer, el comité de huelga de los trabajadores de ambulancias en Galicia se desmarcó de los sabotajes registrados en los vehículos y condenó esos actos.

Comentarios