Martes 23.04.2019

Villares no contempla que los diputados de Podemos no acaten las indicaciones de voto de En Marea

Recuerda que los cinco diputados en el Congreso que se presentaron a las elecciones por el partido instrumental

 

El portavoz de En Marea, Luis Villares, confió en que los diputados de la formación en el Congreso acaten la postura de rechazo a los Presupuestos Generales del Estado adoptada por la dirección gallega y sostiene que, “hasta ahora”, no tiene motivos para pensar que los representantes pertenecientes a Podemos discrepen de sus directrices.

“Pablo Iglesias es el secretario general de Podemos, no el secretario xeral de En Marea, y los diputados que forman parte del grupo parlamentario, que son cinco, se presentaron bajo las siglas de En Marea y por lo tanto las directrices que tienen que seguir son las de En Marea”, incidió, en entrevista en la Radio Galega .

Generar riqueza
En este sentido, ante posibles dudas sobre la postura que adoptarían los representantes de Podemos en En Marea, en caso de que la formación de Pablo Iglesias apoye los PGE del PSOE, Villares afirmó no tener “hasta ahora, ningún motivo para pensar que fuesen a votar algo diferente de lo que establece la dirección de En Marea”. Y puntualizó: “Hasta ahora, llevamos dos años de legislatura y nunca sucedió”.

Lo que sí podría suceder es que En Marea rompa la disciplina de voto del grupo confederal de Unidos Podemos si las partidas consignadas para Galicia en los Presupuestos no mejoran y se mantienen las “inversiones ridículas” del documento actual, que no permiten “vertebrar” Galicia ni “generar riqueza”.

En este sentido, Villares apunta a que suponen un dieciocho por ciento menos de las inversiones en Galicia de los últimos presupuestos mientras que para el resto del Estado se incrementan en un 20%, con lo que la diferencia acumulada sería del 38%.

Autonomía dentro del grupo
Cuestionado por la autonomía de En Marea en el seno del grupo confederal de Unidos Podemos, Villares puntó a que “dentro de los acuerdos estaba que el grupo parlamentario” de la formación gallega “tendría derecho a establecer su propia disciplina de voto y su propio sentido de voto diferente del grupo confederal”, avanzando que “están dispuestos” a recurrir a “ese mecanismo” en caso de que el acuerdo final de los presupuestos no responda a las demandas incluidas en la Axenda Galega do cambio.

Con respecto a las citas electorales de mayo, el portavoz de En Marea anunció que la izquierda rupturista presentará candidaturas en cerca de 150 ayuntamientos, el doble que hace cuatro años. Como estrategia, se ofrecerá la marca En Marea a las formaciones locales para que puedan actuar como una denominación común y lograr representación en las diputaciones provinciales.

Tras calificar de “anómalo” que no tuvieran representación en los entes provinciales de Lugo y Ourense, se mostró convencido de que “no va a haber ni una sola marea que quede fuera de esta propuesta”, aunque sea una “propuesta voluntaria”.

Por otra parte, para Luís Villares la situación de la sanidad en Galicia será uno de los argumentos fundamentales de los próximos meses, porque las políticas de recortes llevan a la sanidad gallega al “colapso”.

En su opinión, la “mala gestión continuada”, con la idea de recortar y privatizar en sanidad por parte de la Xunta, ocasionó “una pérdida evidente en la calidad del servicio” que acarrea “listas de espera interminables”, “colapso de urgencias” y “derivación a la sanidad privada”.

Comentarios