martes 14.07.2020

Regresan las verbenas gallegas, con un máximo de 2.000 personas, controles de acceso y mascarilla obligatoria

Las orquestas tendrán que ajustar su número de componentes al palco
Regresan las verbenas gallegas, con un máximo de 2.000 personas, controles de acceso y mascarilla obligatoria

La Dirección Xeral de Saúde Pública, dependiente de la Consellería de Sanidade, podrá autorizar "excepcionalmente" eventos y actividades multitudinarias que superen los aforos prefijados tras una solicitud de la organización que debe ir acompañada de un plan de prevención de contagios.

Según dispone la resolución que este sábado recoge el Diario Oficial de Galicia (DOG), se podrá superar los límites de capacidad fijados, previa autorización de la Administración y "atendiendo a la evolución de la situación epidemiológica, a las concretas medidas organizativas y de seguridad propuestas y a los riesgos de contagios".

En este sentido, las solicitudes de los promotores --públicos o privados-- de estas actividades deberán ir acompañadas de un plan de prevención de acuerdo con los criterios señalados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, del Ministerio de Sanidad.

Así lo establece el punto número 19 de la resolución publicada en el DOG, que introduce varias modificaciones en las medidas de prevención contra el coronavirus en la nueva normalidad. Entre ellas, están las instrucciones para la celebración de fiestas, verbenas y otros eventos populares que arrancarán en Galicia el próximo 1 de julio.

VERBENAS DE HASTA 2.000 PERSONAS

En concreto, esta clase de eventos establecerá un máximo de 1.000 personas en recintos con superficie igual o menor a 8.000 metros cuadrados. Si es mayor, el límite será de 2.000 asistentes, pero siempre que se mantenga una persona por cada tres metros cuadrados.

Para ello, la organización deberá acotar el espacio destinado a la celebración y establecerá "puntos diferenciados para la entrada y salida del recinto", con controles de capacidad y con medidas destinadas a "evitar aglomeraciones".

Tanto los asistentes como el personal de organización deberán portar mascarilla de manera obligatoria. Además, señala la resolución del DOG, se recordará a las personas esta medida y otras normas de higiene y prevención por medio de "carteles visibles y mensajes de megafonía".

De hecho, el DOG advierte a los organizadores que "no deben permitir la presencia en el recinto de aquellas personas que incumplan" esta obligatoriedad.

Asimismo, deberá haber dispensadores de gel hidroalcohólico o antisépticos virucidas tanto en la entrada como en la salida del recinto, además de otros puntos como establecimientos de restauración, aseos y puestos de venta, que deberán cumplir las condiciones establecidas en los protocolos para la hostelería.

En cuanto a romerías, desfiles, exhibiciones de música y baile y otras actividades similares en espacios abiertos con público, deberán desarrollarse "en las condiciones que deberá determinar la autoridad municipal correspondiente", pero el máximo será de 1.000 personas en cualquier caso.

ATRACCIONES DE FERIA

Los recintos con atracciones de feria tendrán que respetar en todo momento la proporción de una persona por cada tres metros cuadrados. Sin embargo, el DOG fija un máximo de 700 personas en espacios con una superficie igual o menor a 8.000 metros cuadrados --sin contar las estructuras instaladas--, y un máximo de 2.000 si es mayor.

También se deberá acotar este recinto y establecer controles de capacidad en las entradas de salida, así como adoptar las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones. Además, tanto los usuarios como el personal de las atracciones portarán mascarilla de manera obligatoria y tendrán a su disposición gel hidroalcohólico.

La maquinaria que disponga de asientos deberá permitir las distancias entre los asistentes y, en caso de que esto no se pueda garantizar, se reducirá el aforo a la mitad.

ORQUESTAS Y ACTUACIONES

En cuanto a las orquestas, bandas y otras agrupaciones musicales, deberán mantener la distancia interpersonal en sus actuaciones y ensayos y, si eso no es posible, "se reducirá el número de componentes".

Así, la mascarilla será obligatoria en todo momento para el público y los integrantes de las formaciones, a excepción de intérpretes de instrumentos de viento o vocalistas, que podrán quitarla durante sus intervenciones.

Paralelo a ello, la distancia entre el escenario y los asistentes será de al menos cuatro metros y en ningún casi se permitirá el acceso de personas del público a este espacio.

UN PROTOCOLO "GRADUAL"

Estas medidas se corresponden con las de un protocolo que será "gradual", tal y como explicó este viernes el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, puesto que se articulará en dos fases: una desde el 1 de julio hasta fin de mes y otra a partir del 31 de julio, en la que se analizará la posibilidad de ampliar aforos si la situación epidemiológica lo permite.

Precisamente, Rueda advirtió que la Administración autonómica será "muy exigente" con el cumplimiento de este protocolo y que estará "vigilante" para comprobar que se respetan todas las medidas.

No en vano, apeló a la "responsabilidad individual" y avanzó que la Xunta pondrá en marcha un plan especial de vigilancia por parte de la Policía Autonómica para hacer las comprobaciones oportunas.  

Comentarios