jueves 02.07.2020

El PSdeG y el BNG muestran su preocupación por el voto exterior

La pandemia del Covid-19 es un escollo que hace “más difícil” el proceso de rogar la participación
Caballero participa en un acto con jóvenes en Santiago | lavandeira jr (efe)
Caballero participa en un acto con jóvenes en Santiago | lavandeira jr (efe)

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero y la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, expresaron ayer su preocupación por el mecanismo que facilitará el voto de los gallegos residentes en el exterior.

Así, la líder nacionalista reclamó que se faiclite el  voto a estos electores para que los comicios se realicen con “garantías de higiene sanitaria y de higiene democrática”.

Tras visitar, en compañía de la coordinadora de campaña del Bloque, Goretti Sanmartín, un comercio local del Ensanche de Santiago, Ana Pontón insistió en que los nacionalistas serán “muy exigentes” con el cumplimiento de la ley electoral.

Por su parte, Gonzalo Caballero, reivindicó su apuesta por promover la participación de los gallegos en la emigración dentro del respeto “a las normas existentes” con el fin de que ejerzan su derecho “con garantías democráticas y sanitarias”. Caballero lamentó las dificultades con las que pueden topar a causa de la pandemia del coronavirus.

La principal petición de la colectividad emigrante gallega es acabar con el voto rogado para aquellos electores incluidos en el censo de residentes ausentes (Cera), que tienen derecho a participar en citas electorales. Si esta reclamación era insistente ya antes, ahora se torna casi un clamor, puesto que supone una “dificultad” añadida al ejercicio democrático en un momento en el que los países que más electores aportan sufren las consecuencias del Covid-19 y tienen recomendaciones de confinamiento.

Un total de 2.697.315 gallegos están llamados a las urnas el próximo 12 de julio, de los cuales 2.234.152 residen en la comunidad y 463.163 en el extranjero. De estos, el país que más aporta sigue siendo Argentina (165.762); seguida de Brasil (43.158) y Cuba (41.772).

El delegado de la Xunta para Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, se refirió a las dificultades que hay para desplazarse y, en concreto, como en Argentina está “muy restringidos” los movimientos. Para realizar desplazamientos por trabajo, son necesarios los permisos y para acudir al supermercado, en Buenos Aires hay restricciones en función de tu documento de identidad –los pares un día y los impares otro–.

En esta coyuntura, “el sistema del voto es muy complicado”. Así, avisó de que personas que solicitaron el voto por correo para el pasado 5 de abril, recibieron recientemente la primera carta.

La situación de Uruguay dista de las circunstancias argentinas. Las autoridades siguen pidiendo a la población que se quede en sus casas, por lo que, como explica la miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española, Beatriz Goldán, “habrá mucha gente que no pueda trasladarse por seguridad” a la oficina de correos” para emitir su voto.

Comentarios