lunes 21.10.2019

El Parlamento reclama al Gobierno central los 700 millones de euros comprometidos para el año 2019

 

El PPdeG asegura que 530 millones de la transferencia ya están recogidos en los presupuestos autonómicos

 

- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo . EFE/Lavandeira jr.
- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo . EFE/Lavandeira jr.

El pleno del Parlamento de Galicia aprobó ayer una iniciativa del PPdeG para instar a la Xunta a reclamar al Gobierno central la transferencia de 700 millones de euros comprometidos para 2019.


“El volumen de esta deuda con Galicia pone en riesgo el equilibrio financiero de la comunidad autónoma y, de mantenerse, podría obligar a la Xunta de Galicia a estudiar la adopción de medidas de reducción de gasto”, advirtió el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ponente del texto tramitado por un procedimiento de urgencia.


Según detalló el PPdeG en su iniciativa, los 700 millones de euros adeudados por el Gobierno central proceden de tres categorías diferentes: 330 millones de euros como actualización de las entregas a cuenta de 2019; 200 millones de euros de la devolución de la mensualidad del IVA del pasado ejercicio y unos 170 millones de euros del incentivo a las comunidades autónomas “cumplidoras”.


Unos 530 millones de euros ya están incluidos en el presupuesto de la Xunta para 2019, por lo que no transferir esta cantidad en el presente ejercicio supondría un grave quebranto para la Comunidad autónoma”, aseguró Puy.

Abstención del PSdeG
La iniciativa, en la que el PSdeG se abstuvo, el único grupo que así procedió, y que fue respaldada por BNG, el grupo mixto y En Marea, contó con dos enmiendas –ambas rechazadas– presentadas por BNG y PSdeG.


El portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, pidió a la Xunta que exija esta cantidad, pero “una vez se haya constituido el Gobierno de España”, porque “es sensato y de justicia que la comunidad pueda disponer de estos recursos”.


Por su parte, la diputada del BNG Noa Presas fue más allá y, además del pago de los 700 millones, pidió otros “1.000 millones que quedaron sin ejecutar en Galicia durante el Gobierno de Mariano Rajoy”, así como la derogación de la normativa de 2011 sobre estabilidad financiera y la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica.


Para el portavoz del grupo mixto, Luís Villares, es una iniciativa “cínica” ya que “no se le ocurriría presentarla si el PP estuviese al frente del Gobierno central, como evidenciaron los años de asfixia social y económica de Galicia y su autogobierno con Mariano Rajoy en el Ejecutivo”. Villares reprochó que “el PP tiene una doble cara: cuando no gobierna en Madrid hay una afligida reivindicación de una autonomía de bienestar, hasta que llegan Pablo Casado y Santiago Abascal para cortar la lengua al señor Feijóo y pasa de autonomista a centralista”.
Por último, el parlamentario de En Marea Antón Sánchez reiteró que su formación “claro que pide” el pago del dinero adeudado a Galicia por el Gobierno central, pero también afeó que esta reclamación “no se hubiese dado en años anteriores”.

Comentarios