Miércoles 16.01.2019

Mueren tres cambadeses y buscan a un cuarto tras el naufragio del “Sin Querer Dos”

Un total de seis tripulantes fueron rescatados con vida, dos de ellos de Portonovo, y cuatro de Senegal.

Diario de Arousa-2018-12-20-003-c8495b67
Diario de Arousa-2018-12-20-003-c8495b67

Una nueva tragedia en el mar se cobró ayer la vida de Teófilo Rodríguez Galiñanes, Manuel Serén Pérez y Bernardo Padín, cambadeses y tripulantes del buque cerquero “Sin Querer Dos” que naufragó al filo de la una de la tarde a 4,5 millas al sur de Cabo Fisterra. Al cierre de esta edición, efectivos de Salvamento Marítimo, a bordo del Don Inda, permanecían en la zona del suceso buscando a otro cambadés, Guillermo Casais, que permanece desaparecido. La tripulación estaba conformada por diez marineros, dos de ellos de Portonovo, Cristian Álvarez y David Rodríguez, y cuatro marineros senegaleses que residen en la actualidad en Cambados y Portonovo. Todos se recuperan en el Hospital Clínico de Santiago y en el de Cee, pero su estado no reviste gravedad. Durante las primeras horas la incertidumbre sobre la identidad de los fallecidos y el estado de los supervivientes provocó momentos de dolor y tensión.
En la lonja de Porto do Son se instaló un centro de recepción de los familiares de la tripulación donde pudieron recibir información e identificar a los cadáveres.

“Estaba en perfectas condiciones, en la élite. No le faltaba de nada”


Salvamento Marítimo recibió la alerta a las 13:49 horas y a partir de ahí organizó un dispositivo en el que intervinieron el helicóptero Helimer 401, que divisó a uno de los fallecidos, y la embarcación Salvamar Régulus, que avistó a las otras dos víctimas mortales.En las labores de búsqueda colaboraron también varios buques que estaban en la zona del hundimiento, como el Hermanos Silva y el Meira Da Costa, que rescataron a los seis supervivientes que consiguieron refugiarse en las balsas salvavidas. El barco “Sin Querer Dos”, con base en Portonovo, es propiedad de la empresa Vixa, nacida en Combarro en 1913, vinculada desde un inicio a la pesca del cerco y al pequeño arrastre, y trasladada a Meaño en 1994. El barco era uno de los mejores cerqueros de Galicia y completamente equipado con las últimas tecnologías. 

Posible causa
El cerquero partió ayer a las cuatro y media de la madrugada del puerto de A Coruña a donde llegó el día anterior pasadas las once de la noche procedente del Cantábrico en el que estuvo  capturando anchoa. Tras la descarga del producto, la tripulación regresaba al puerto base de Portonovo para disfrutar de las fiestas navideñas y realizar un parón en la actividad. Hasta el momento, se desconocen las causas del fatídico accidente, aunque uno de los supervivientes del naufragio, único testigo en la cubierta en el inicio del hundimiento, relató a su familia a su llegada al hospital que el barco comenzó a escorarse a raíz de un golpe de mar. El observatorio Meteogalicia había decretado una alerta de entre 4 y 5 metros en la zona en la que se hundió el pesquero.

https://thttps://twitter.com/salvamentogob/status/1075470860281106433witter.https://twitter.com/salvamentogob/status/1075470860281106433com/salvamehttps://twitter.com/salvamentogob/status/1075470860281106433ntogob/status/1075470860281106433

Comentarios