miércoles 23.10.2019

En Marea se redefine como un “proyecto progresista para Galicia”

El quinto plenario pone un “punto y aparte” en su trayectoria tras la fractura de la llamada “unidad popular”

El portavoz de En Marea, Luís Villares, al inicio del plenario | xoán rey (efe)
El portavoz de En Marea, Luís Villares, al inicio del plenario | xoán rey (efe)

En Marea celebró ayer en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidade de Santiago su quinto plenario, y el primero tras la fractura definitiva del espacio político de la llamada “unidad popular”, donde puso un “punto y aparte” y se redefinió como un “proyecto progresista para Galicia” con el objetivo de “revertir la precariedad de las clases trabajadoras”.

Así lo señaló su portavoz, Luís Villares, quien subrayó que “lo que queda de En Marea es una marea ilusionada, de gente independiente, que se fue uniendo al proyecto desde el ciudadanismo”. Con este cónclave En Marea certificó el “punto y aparte”, tras su salida cara al grupo mixto en el Parlamento de Galicia.

“El proyecto de En Marea es de inscripción individual, una marea soberana, que está convencida de que existe un espacio político gallego dentro del bloque progresista que sin En Marea estaría huérfano”, subrayó Villares, tras criticar que Podemos “haya abandonado la transversalidad de las políticas progresistas” y que las políticas económicas del PSOE “no son capaces de satisfacer esas grandes capas de la sociedad que están hoy precarizadas”.

En este sentido, definió a En Marea como una fuerza política que pone el acento en el “feminismo y en el ecologismo político”, así como en la “transversalidad de las políticas progresistas”. También indicó que se trata de un proyecto de país “amplio” que, a su juicio, “no está representado por el BNG”.

En el cónclave, ante casi 200 personas, En Marea “reflexionó” sobre el camino recorrido durante los últimos años por la “unidad popular” que acabaron con su fractura. “Fue la certificación de la imposibilidad de conjugar siempre, con el nivel de coordinación deseable, las personas que trabajaban a título individual y las cúpulas de los partidos, que impedían un trabajo sano”, lamentó. Para el portavoz de En Marea, el “reto” de su partido es aprovechar el año que queda hasta las próximas elecciones autonómicas de 2020 para “lanzar propuestas en positivo”. Preguntado sobre si descartan presentarse a las elecciones en coalición con otros partidos, indicó que el de ayer era un “debate de definición” tras la “ruptura”. Sobre esto, el portavoz indicó que la unidad “tiene sentido si permite conseguir mejor los fines propuestos”.

“En estos tres años las peleas por parte de aquellos que no creían en la unidad nos impidieron explicar un programa político y las soluciones a los problemas de la Xunta”, indicó. “Llegamos a la conclusión de que existe un espacio progresista gallego, amplio, que cree en el país. Es el que quiere representar En Marea”, aseguró Luís Villares.

Comentarios