domingo 17.11.2019

Galicia vuelve a exigir que se denuncie a Noruega por discriminar a los marineros

La Cámara gallega volvió ayer a aprobar por unanimidad, al igual que ya ha hecho en varias ocasiones en los últimos meses, una petición para que España .

Los representantes de los grupos del Parlamento debaten durante la Comisión de Pesca
Los representantes de los grupos del Parlamento debaten durante la Comisión de Pesca

La Cámara gallega volvió ayer a aprobar por unanimidad, al igual que ya ha hecho en varias ocasiones en los últimos meses, una petición para que España demande a Noruega ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por discriminar a los marinos españoles que faenaron durante años en buques mercantes de bandera de este país nórdico.

En esta ocasión fue una proposición presentada por el Grupo socialista en la comisión de Pesca, que defendió el diputado José Ramón Val, quien recordó que los marineros afectados, agrupados en la plataforma Long Hope, llevan años reclamando apoyo desde las instituciones frente al “abandono” de la Xunta.

Así, el Parlamento gallego sacó adelante esta proposición no de ley con el apoyo de todo los grupos al considerar que el Estado noruego incumple el convenio europeo de derechos humanos en lo tocante a la “vulneración de la prohibición de discriminación por razón de nacionalidad”.

En la actualidad los marineros agrupados en Long Hope se encuentran inmersos en un proceso judicial en los tribunales de Oslo, puesto que reclaman la devolución de los impuestos cobrados indebidamente por Noruega durante años.

Al respecto, el diputado socialista recordó que la propia Unión Europea “ha reconocido” que existe un problema de “desamparo legal” para este colectivo.

ISLAS COMORAS

Por otra parte, en esta comisión de Pesca también salió adelante, en este caso solo con los votos a favor del Grupo popular, una iniciativa defendida por el diputado José Manuel Balseiro para que la Xunta inste al Gobierno y a instituciones europeas a que hagan un seguimiento sobre el cumplimiento de la normativa de pesca ilegal en las islas Comoras y Taiwán, de forma que si persisten las deficiencias se apliquen las sanciones correspondientes.Esta propuesta provocó multitud de críticas por parte de la oposición, que le echó en cara al PP que prefiera tratar la situación de la pesca en las islas Comoras a que “se hablen de los verdaderos problemas que afectan a este país”, según le recriminó el socialista José Ramón Val.

Además, Val criticó que el PP copiase en su iniciativa “literalmente” párrafos de una “nota de prensa del 1 de octubre” de la UE, pero recriminó que los populares obviaron que la Unión Europea ha dado “un plazo de seis meses” para que se resuelvan los problemas detectados y, de no ser así, ya se prevén sanciones.

“¿Dónde está?”

En esta línea, Daniel Rodas (BNG) ironizó con que ha tenido que “buscar en el diccionario” dónde están las islas Comoras y censuró que el PP “en vez de traer iniciativas para soluciones reales” para Galicia “viene aquí con una iniciativa sobre las islas Comoras”, un país de 800.000 habitantes, de los que la mitad “viven por debajo del umbral de la pobreza”.

“Esta es su gran preocupación”, espetó Rodas, que lo contrapuso con que en esta comisión los populares hayan rechazado otras propuestas sobre la volanta o el cerco.

pesca ilegal en Galicia

Por su parte, Juan Fajardo (AGE) criticó al PP que para esta iniciativa haya usado “párrafos copiados” de una “nota de prensa de la UE”. Por ello, lamentó que se fiscalice a un país como las islas Comoras, en donde la mitad de la población “se muere de hambre”, pero en cambio los populares son “aquellos que no hacen nada para controlar la pesca ilegal” en Galicia.

Sin embargo, Balseiro consideró la pesca ilegal y no declarada una “grave amenaza” para el sector en Galicia y España, puesto que supone “competencia desleal” frente a productos gallegos, “desvirtuando los precios” y con una “pérdida de empleo”.

Así, Balseiro apuntó que el “principal producto” que “están metiendo” en España las islas Comoras es “filete de pescado congelado”, con pérdidas de “13,7 millones de dólares”, mientras que de Taiwán llega pesca fresca, mariscos congelados y aceites.

Comentarios