Martes 18.12.2018

Galicia llora a un Fernández Albor que fue “decisivo” para la comunidad y para el PP

El primer presidente autonómico de Galicia, Gerardo Fernández Albor, falleció ayer en Santiago a los 100 años de edad, momento a partir del que se sucedieron las reacciones de dolor

 

El primer presidente autonómico de Galicia, Gerardo Fernández Albor, falleció ayer en Santiago a los 100 años de edad, momento a partir del que se sucedieron las reacciones de dolor, que ensalzaron su papel “decisivo” para la Autonomía y para el PP, como destacó el expresidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy. 
El actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la declaración de tres días de luto oficial por el fallecimiento, así como un homenaje institucional este mes en Santiago y otro de su partido, el PPdeG, en septiembre, cuando cumpliría 101 años.
“La deuda de gratitud de esta tierra con Albor es tan grande que necesitaremos muchos años para poder comprenderla”, señaló el presidente gallego, que compareció vestido de negro.

“El lo dejó hecho”
Cuando Fernández Albor llegó a la política gallega “todo estaba por hacer y él lo dejo hecho”, destacó.
Médico de profesión, formación que interrumpió durante la Guerra Civil para irse a Alemania, donde se graduó como teniente de Aviación, Fernández Albor comenzó su dedicación política pasados los 60 años y llegó a presidir Alianza Popular en Galicia, la Xunta y a ser diputado en el Parlamento europeo. 
Cuando presidió la Xunta, tras una crisis de gobierno, nombró en 1986 a Mariano Rajoy vicepresidente y este ayer destacó la “decisiva y relevante” aportación de este “histórico y apreciado” dirigente. Antes de Rajoy, fue vicepresidente suyo Xosé Luis Barreiro, que intentó forzar la convocatoria de elecciones anticipadas con su propia dimisión y la de parte del Ejecutivo.  Posteriormente, Barreiro apoyó la moción de censura que apartó del poder a Fernández Albor. 
Sin embargo, según este profesor de Ciencia Política, esta situación nunca los llevó a confundir su “choque político” con su “choque personal”, pues siempre fueron amigos.
“Nosotros tuvimos evidentemente choques políticos de gran importancia, que a él lo llevaron a perder el Gobierno y a mí mi carrera política”, admitió Barreiro en declaraciones a la Radio Galega.
“Creo que es una persona de importancia histórica y de trayectoria política muy completa”, agregó. Sucedió a Fernández Albor en la presidencia de la Xunta Fernando González Laxe, que logró la Presidencia con una moción de censura, y lo recordó como “un gallego comprometido con el país”.
González Laxe dijo que siempre se mostró “dialogante con los adversarios políticos” y capaz de encontrar “siempre puntos de concordia” sin dejar de defender de sus ideas.
“No deja de ser una persona que contribuyó al desarrollo económico, social, político y cultural de Galicia”, manifestó el político socialista. El también expresidente autonómico socialista Emilio Pérez Touriño opinó que el fallecido “estuvo a la altura de lo que se demanda en la Presidencia de país” e “hizo mucho” por la unión de Galicia y por levantar los cimientos de la autonomía de la Xunta.
Sostuvo que es “prácticamente imposible hacer una evaluación de la trayectoria de Gerardo Fernández Albor” dada su inabarcable extensión, pero indicó que su recorrido vital “refleja el espejo de un tiempo y de un país, de la autonomía de Galicia y de toda la historia de nuestra democracia”.

“Uno de los pilares”
El presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices Vieira, lo definió como “uno de los pilares de la autonomía gallega” y argumentó que la sociedad gallega está “en deuda” con él por su trabajo “siempre desinteresado, aunque no siempre comprendido en su tiempo, en la edificación del autogobierno de Galicia”.
“El legado de Fernández Albor, gallego universal, que amó intensamente a Galicia sin dejar por eso de sentirse profundamente español y europeo, permanecerá imperecedero en la memoria colectiva. Descanse en paz un gallego bueno y generoso”, destacó.
Los cuatro partidos con representación en el Parlamento, PPdeG, En Marea, PSdeG y BNG, mostraron su pesar por el fallecimiento de Fernández Albor.
El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, señaló la necesidad de “poner en valor” la “tarea de servicio público a Galicia” de Albor. En este sentido, insistió en que “lamenta la pérdida” de este primer presidente de Galicia “en la etapa de la autonomía”.
El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, aseguró que se va “un presidente ejemplar” que “formará parte de la historia con mayúsculas de Galicia”.
Trasladó “el afecto, el cariño del Gobierno de España, a través de la Delegación del Gobierno en Galicia, a su familia, a su familia política, a los militantes y simpatizantes del Partido Popular y al Gobierno de la Xunta por la pérdida de una persona entrañable”.
El expresidente del Gobierno y del PP José María Aznar destacó los valores de Fernández Albor, a quien definió como “uno de los grandes” y referente del “centroderecha en España”.
Aznar se refirió a él como “una persona de una gran proyección intelectual, adelantada a su tiempo” y aseguró que el fundador del Partido Popular de Galicia fue “uno de los grandes” de la política española y un referente para aquellos que hacían política “desde posiciones de centroderecha en España”. 
Los restos Gerardo Fernández Albo se velaban ayer en el tanatorio de Boisaca de Santiago, en donde quedó instalada la capilla ardiente a las 16.00 horas y donde hoy, a las 11.15 horas, tendrá lugar la misa funeral antes del entierro en el cementerio municipal.
Las primeras personalidades que quisieron dar su apoyo a la familia fueron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el vicepresidente, Alfonso Rueda, el secretario xeral del PP gallego, Miguel Tellado, y el portavoz parlamentario, Pedro Puy. Todos ellos tuvieron ocasión de saludar a los primeros familiares que se encontraban en el tanatorio y estar algún tiempo con ellos para acompañarlos en el duelo por el fallecimiento del que fue el primer presidente de la autonomía gallega y ofrecerles sus condolencias.
A la salida del tanatorio, el presidente de la Xunta confirmó que pudo acompañar a tres hijos y los chicos que lo cuidaban últimamente y de forma más directa y explicó que Albor “se fue durmiendo, sin despertar” y “sin ningún tipo de sufrimiento”. De hecho, añadió que “a las 06.00 de la mañana todavía estaba respirando”.
“Se fue sin avisar, sin hacer ruido, sin molestar. Prosiguió en ese sueño que ahora se convierte en un sueño eterno”, describió Feijóo, quien recordó que fueron 100 años en los que “hizo de todo” y “muy bien empleados”.
“Gerardo Fernández Albor es de esas personas que, si pudiera hablar en este momento, podría confirmar y decir que ‘Confieso que he vivido’”, señaló el dirigente autonómico, haciendo suyo el título de la obra biográfica del nobel Gabriel García Márquez. Feijóo no pasó por alto que “ciertamente vivió un siglo, que era su objetivo” y subrayó que pudieron celebrar su cumpleaños en septiembre de 2017. “Se marchó con una prolongación de un sueño y probablemente todos los gallegos podríamos firmar este final y este recuerdo”, consideró.
Por otro lado, los candidatos a presidir el PP Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado asistirán hoy al funeral por Gerardo Fernández Albor.

Agenda
El exvicesecretario del PP tenía previsto acudir hoy a Canarias en el marco de la gira de cara a la elección del sustituto de Mariano Rajoy al frente del partido y ha suspendido su agenda para acudir al funeral.
En un mensaje en su cuenta personal de Twitter, Casado lamentó la “triste noticia” de la pérdida de Fernández Albor, primer presidente de la Xunta de Galicia “y todo un referente” para el PP de Galicia y también para el partido  a nivel nacional. Asimismo, trasladó todo su afecto a la familia y amigos del fallecido.
Por su parte, la exvicepresidenta asistirá al funeral por la mañana y continuará con su agenda prevista de actos por la tarde. Así, tras despedir a Fernández Albor, se desplazará a Getxo (Vizcaya), y posteriormente viajará a Madrid para intervenir en un acto en el Centro Cultural Casa de Vacas.
Sáenz de Santamaría también lamentó la “triste noticia” del fallecimiento de Fernández Albor en un mensaje en Twitter y trasladó sus condolencias a la familia y amigos. 
Para la exvicepresidenta, el expresidente gallego fue “un referente de nuestra democracia y un gran ejemplo de político gallego, español y europeo”.

Comentarios