lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Galicia apaga otro fuego y mantiene solo dos en Ourense, con 6.700 hectáreas

Incendio. EFE

Solo dos incendios forestales de consideración, ambos en la provincia de Ourense, continúan este viernes pendientes de extinción en Galicia, con 6.700 hectáreas afectadas, tras extinguir el fuego que afectaba a O Saviñao (Lugo), informa la Consellería do Medio Rural.
 
A las 0:46 horas de esta noche quedaron apagadas las llamas en O Saviñao, parroquia de Rebordaos, tras quemar 19,41 hectáreas, de las que 12,3 son de monte raso y 7,11, de monte arbolado, y haber empezado en al menos tres puntos diferentes.
 
Con este incendio terminado, solo están pendientes de extinción dos fuegos que afectan a la provincia de Ourense, dentro del balance que ofrece la Xunta, que solo incluye los que superan las 20 hectáreas o implican riesgo para núcleos poblados.
 
Está controlado desde el jueves el incendio de Vilariño de Conso, parroquia de Pradoalbar, donde arden 6.500 hectáreas que afectan al parque natural de O Invernadeiro.
 
Por su parte, está estabilizado también desde el jueves otro incendio en Castrelo de Miño (Ourense), parroquia de Barral, con 200 hectáreas arrasadas.
 
Este implicó la activación el miércoles de la situación de riesgo para núcleos poblados por la cercanía de las llamas a Pereiro, donde hubo desalojos, pero a primera hora de este jueves ya estaba desactivada.
 
Son, por tanto, 6.700 las hectáreas que todavía están en incendios pendientes de extinción, la cifra más baja desde el fin de semana del 16 y 17 de julio, pues desde entonces se llegaron a superar las 30.000, según la Xunta, que el satélite Copernicus elevó a cerca de 37.000.
 
La mejoría de la situación llega tras la extinción el jueves de los grandes fuegos que afectaban a Folgoso do Courel y a A Pobra do Brollón (Lugo), donde se habían juntado cinco focos hasta quemar 11.100 hectáreas, y a Carballeda de Valdeorras (Ourense), con 10.500 hectáreas.
 
En todos los fuegos trabajan de forma coordinada medios autonómicos y estatales para avanzar desde la estabilización al control y, posteriormente, a la extinción.

Galicia apaga otro fuego y mantiene solo dos en Ourense, con 6.700 hectáreas

Te puede interesar