miércoles 28/10/20

Los funcionarios de Xustiza deciden rebajar sus pretensiones económicas

En todas las ciudades ganó la opción de rebajar las pretensiones, con porcentajes entre el 60 y el 86%

 

El Ideal Gallego-2018-03-22-001-4a012f8b

Los funcionarios de la Administración de Xustiza, en huelga indefinida desde el 7 de febrero, aprobaron ayer la posibilidad de que el comité de huelga negocie una subida salarial por debajo de los 190 euros al mes, cantidad exigida hasta ahora desde el 9 de marzo.
Los juzgados de las siete ciudades gallegas –A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Ferrol, Santiago y Vigo– acogieron ayer entre las 12 y las 17 horas una votación secreta en urna en la que 2.700 trabajadores estaban llamados a decidir el futuro de las negociaciones.

Dos opciones
Sus opciones eran votar “si el comité de huelga se debe plantar en la solicitud de 190 euros mensuales” o, por el contrario, “si el comité de huelga puede negociar lo mejor posible, pero sin que esos 190 euros sean postura mínima obligatoria”, explicaron fuentes sindicales.
Fuentes del comité de huelga explicaron que la votación arrojó  un resultado de un 65,87% de los votos a favor de que el comité negocie con mayor flexibilidad, por debajo de los 190 euros.
Fueron 1.430 los sufragios emitidos, con 942 a favor de la flexibilidad (65,87%), 458 que eligieron mantenerse en los 190 euros (32,03%), 18 en blanco (1,26%) y 12 nulos (0,84%). Por ciudades, en todas ganó la opción de rebajar las pretensiones económicas, con porcentajes que han oscilado entre un 60 y un 86%.

Ruptura de las negociaciones
Esta votación se produce tras la ruptura de las negociaciones el pasado lunes, cuando la oferta lineal de la Xunta de subida de 105 euros a todos los cuerpos aumentó a 133,42 euros para los gestores, 108,42 para los tramitadores 
y se quedó igual para los cuerpos de auxilio.
Entonces los sindicatos presentes en la negociación –SPJ USO, Alternativas na Xustiza CUT, FeSP UGT, CSIF, STAJ, CIG y CCOO– decidieron no rebajar su petición de una subida lineal de 190 euros al mes, que habían bajado el 9 de marzo, y la Xunta aseguró que las negociaciones quedaban rotas porque su oferta era la última y no volverían a llamar a los trabajadores.
El martes comenzaron las medidas de presión por parte de los sindicatos con el objetivo de que el Gobierno gallego los llame para volver a negociar, aunque la Xunta ya había afirmado el lunes que no haría esa llamada a pesar de los encierros.
El seguimiento de la huelga durante la jornada de ayer fue, según los sindicatos, de un 83% en Vigo, un 82% en Ourense, un 80% en Pontevedra, un 77% en Ferrol y Santiago, un 75% en Lugo y un 65% en A Coruña, con más de un 80% en los partidos judiciales más pequeños. La Xunta 
calcula que 929 personas secundaron la huelga, lo que supone un seguimiento total del 33,88%, con un 38,53% en la provincia de Pontevedra, un 36,68% en la de Ourense, un 31,8% en la de A Coruña y un 24,5% en la de Lugo.

Comentarios