martes 31.03.2020

Feijóo reitera que Cs no puede usar al PP para lograr escaños y luego formar un grupo propio

El presidente de la Xunta recuerda que la formación naranja fue el “germen” de la censura a Rajoyx
Feijóo saluda a Vázquez antes de su presentación | ballesteros (efe)
Feijóo saluda a Vázquez antes de su presentación | ballesteros (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avisó ayer a Ciudadanos de que no puede “utilizar el vehículo” del Partido Popular para lograr escaños en el Parlamento gallego en las elecciones del 5 de abril y luego “desunir a los cinco minutos” para forzar tener un grupo propio. Además, expresó sus reparos hacia el partido naranja asegurando que “cambia de opinión demasiadas veces” y que fue el “germen” de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Feijóo se pronunció así en un desayuno informativo organizado por el Fórum Europa, al que asistió el líder del PP, Pablo Casado, justo minutos después de que la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, hubiera instado al PP en una entrevista en RNE a intentar sumar en Galicia con una fórmula que garantice la “autonomía” de la formación naranja y que no les “absorba”.

En su intervención, Feijóo recalcó que “si el objetivo es unir, no se puede desunir a los cinco minutos”, dado que, destacó, los gallegos no les perdonarían que lo que motivó “la unidad y la estabilidad” se convierta después en “división e inestabilidad”.

En un momento en que está abierto el plazo para negociar las listas electorales para las gallegas, Feijóo insistió en que lo que no puede pasar es que Cs apele al “paraguas de la unión y la estabilidad” y finalizado el periodo electoral “constituir un grupo independiente”.

Hablar hasta el final

Sin embargo, dijo que seguirá hablando con Cs “hasta el final”. “En lo que de mi dependa y el partido me pida, intentaré que fructifiquen en los próximos meses acuerdos sólidos, leales y sinceros entre Cs y el PP porque creo que es bueno”, manifestó.

Feijóo agradeció al partido naranja que haya dicho públicamente que quiere que él sea el presidente de la Xunta de nuevo. “A todos aquellos que les interesa la unidad, la moderación, el entendimiento y la estabilidad, debemos darnos la mano y caminar juntos”, agregó.

Sobre Vox, no prevé que Vox consiga escaños en el Parlamento gallego en los comicios de abril y recordó que no tiene ni un solo concejal. “Honradamente creo que esta formación política no va a tener representación”, dijo, para añadir que si lo que se quiere es que él se vaya de la Xunta se “puede votar a esa formación”.

Feijóo no quiso entrar a responder a las preguntas sobre la crisis desatada entre Génova y el PP vasco y alegó, que ha terminado con la designación de un nuevo candidato a lehendakari, Carlos Iturgaiz, en sustitución de Alfonso Alonso.

Eso sí, el presidente de la Xunta dijo que “lamenta profundamente” que Alonso deje la política y añadió que espera que lo “reconsidere” porque es un político de “primer nivel”. Ante la elección de Iturgaiz como candidato ha dicho que “no hay nada que decir” sobre su compromiso con el constitucionalismo y la Constitución. “Las cosa son como son y como están y ya les he respondido a las 27 preguntas que me han formulado”, exclamó, para intentar zanjar este asunto.

Una política de encuentro

Tras asegurar que Galicia no es del PP sino que el PP “es de Galicia”, Feijóo subrayó que la comunidad está “por encima de cualquier partido político”, incluido el suyo, lanzando así un mensaje velado a Génova.

Feijóo cargó tanto contra el nacionalismo independentista y el “antinacionalismo de cuño reciente que no admite otra forma de ser español que no sea la suya”, en alusión a Vox. Afirmó que ambos “cometen el mismo error” de pensar que ser “gallego y español es incompatible” mientras que el PP cree en las “identidades incluyentes que suman y multiplican, en lugar de restar y dividir”.

Tras asegurar que si logra su cuarto mandato se propone “volver a emprender” y emprender nuevas acciones en una tierra que es “futuro”, apeló al diálogo, la moderación y el encuentro, que es “antagónico a la política de bloques” que hay en la política nacional. “En España se ha instalado una política de bloques que no conduce a ninguna parte y tenemos que superar”, abundó.

Llamada a la  moderación

En este sentido, indicó que los ciudadanos demandan esa moderación y que, aunque “lamentablemente no es el presente, será el futuro porque por ese camino no se puede seguir mucho tiempo”. “En este camino de diálogo, moderación y encuentro siempre nos encontraremos, contra el extremismo, la confrontación y el lío permanente siempre me rebelaré”, aseveró.

Feijóo también arremetió contra el Gobierno de Pedro Sánchez por no pagar los 2.500 millones en concepto de IVA que debe a las comunidades y que les llevó “por primera vez en democracia” a llevar este asunto a los tribunales. De hecho, el presidente de la Xunta no dudó en  a tildar al Gobierno de “moroso”.

Frente a la actitud leal de su comunidad, criticó que el Gobierno vaya a reunirse esta semana con el Gobierno catalán en una mesa de diálogo y recalcó que eso “no es ningún sistema de financiación” sino que es “romper el sistema de financiación”.

Comentarios