jueves 09.04.2020

Escupe a gente en una gasolinera de Ourense al grito de "si tengo el coronavirus os contagio a todos"

Escupe a gente en una gasolinera de Ourense al grito de "si tengo el coronavirus os contagio a todos"

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre en Ourense por un delito de desobediencia y resistencia a la autoridad ante su negativa a abandonar una gasolinera en la que molestó a la gente y al persistir en una "actitud de agresividad mientras escupía a los allí presentes". "Si tengo el coronavirus os contagio a todos y nos morimos", gritó.

Así lo ha informado la Policía Nacional, que ha relatado que los hechos sucedieron sobre las 19,10 horas del miércoles 25 de marzo cuando el responsable de una gasolinera de Ourense comunicó que un hombre molestaba al resto de personas que repostaban, asó como al encargado del establecimiento y no quería abandonar el lugar.

A la llegada de la dotación de la Policía Nacional de Seguridad Ciudadana, los agentes observaron a un individuo a la puerta del local de la gasolinera destinado a tienda, que profería insultos y gritaba en contra de la persona responsable del negocio, al mismo tiempo que impedía pasar al resto de personas usuarias del lugar, "evitando mantener la distancia de seguridad recomendada", han puntualizado las mismas fuentes.

Los agentes de policía actuantes le preguntaron el porqué de su actitud, a lo que contestó que no se iba "porque no le da la gana" y que estaba "muy a gustito" y no le apetecía irse a casa, ha destacado la Policía.

Por ello, fue informado de que iba a ser propuesto para sanción por vulnerar el decreto del estado de alarma, tras lo que se negó a firmar la denuncia y continuó con su negativa a abandonar dicho lugar. Por ello fue advertido de que si persistía en esa actitud "podría incurrir en un ilícto penal que conllevaría su detención".

Ante estas indicaciones el hombre hizo caso omiso, se encaró hacia los policías, con los que no mantuvo la distancia mínima de seguridad recomendada a fin de evitar posibles contagios. Por ello, tuvo que ser separado en todo momento por los agentes. "Si tengo el coronavirus, os contagio a todos y nos morimos, y ya está", indica la Policía que les gritó.

"SALIVAZOS"

En un momento dado se abalanzó sobre uno de los agentes de policía, al que lanzó "un salivazo", han asegurado las mismas fuentes, que alcanzó al policía en su rodilla izquierda. El individuo siguió "lanzando salivazos", por lo que los agentes procedieron a su reducción y posterior detención.

El hombre persistió "todavía en su actitud escupiendo", por lo que los policías se vieron obligados a "colocarle una bolsa de plástico amplia sobre su cabeza, a fin de evitar que alcanzase a cualquier persona presente con su saliva", ha justificado la Policía. Posteriormente, fue trasladado a dependencias policiales continuar los trámites pertinentes, tras lo que quedó en libertad.

El detenido ha sido identificado como un hombre de 49 años, natural de Ourense, que carecía de detenciones anteriores.  

Comentarios