martes 31.03.2020

Cultura tramita la declaración BIC de Adro Vello y acciones para su puesta en valor

Contactará con otras administraciones implicadas para crear un plan conjunto para que forme parte del Ano Xacobeo 2021

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y autoridades locales y vecinos, encabezadas por el alcalde, Jose Cacabelos, ante el yacimiento de Adro Vello, junto a la playa de O Carreiro, en San Vicente | d. a.
El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y autoridades locales y vecinos, encabezadas por el alcalde, Jose Cacabelos, ante el yacimiento de Adro Vello, junto a la playa de O Carreiro, en San Vicente | d. a.

La Consellería de Cultura va a tramitar la declaración como Ben de Interese Cultural (BIC) del yacimiento de Adro Vello en O Grove. Además se pondrá en contacto con otras administraciones con competencias en la zona para ejecutar acciones de puesta en valor en paralelo porque, a día de hoy, se encuentra únicamente rodeado por una valla, sin posibilidad de acceso ni explicaciones completas sobre su importancia, además de tomado por la maleza. Con todo, por el momento no se prevén más excavaciones aunque según los vecinos todavía quedan muchos enterramientos ocultos. El objetivo es sumarlo a lo recursos de promoción del Ano Xacobeo 2021 teniendo en cuenta su vínculo con esta tradición como “porta do Xacobeo”, de la Traslatio, por donde entraron los restos del Apóstol, y por la aparición de la moneda de Adro Vello, que data de mil años después y es la representación histórica más antigua de su llegada a Galicia.

Un proceso de dos años

Así lo anunció ayer el propio conselleiro, Román Rodríguez, durante una visita al lugar en cumplimiento de la promesa realizada al alcalde, Jose Cacabelos, en la feria de turismo Fitur. Explicó que la tramitación se iniciará en breve y podría tardar dos años, aproximadamente, porque “non é un expediente sinxelo”. Los técnicos serán quienes delimiten la zona a declarar como BIC y con su aprobación se dará respuesta a una vieja demanda, en la que se ha implicado la parroquia de San Vicente do Mar e incluso el Club Náutico, que hace unos años consiguió un acuerdo plenario unánime para que la zona se declarase conjunto histórico protegido junto al resto de elementos etnográficos y patrimoniales existentes en este pedazo de la parroquia meca, como el yacimiento de Castriño, las fábricas de Salazón o los restos de las torres que, según algunos investigadores, podrían pertenecer a una línea defensiva contra invasiones extranjeras junto a las Torres de Oeste de Catoira y Cálago (Vilanova).

A corto plazo y de cara al próximo Ano Xacobeo, el conselleiro quiere “potenciar e mellorar” este “foco cultural” implicando al resto de administraciones con competencias en la zona: la Diputación (es titular del vial), Costas y al Concello. “Facer un plan conxunto que sirva para facer deste espazo un gran complexo cultural porque a cultura xacobea ten un papel predominante, pero tamén ofrece outras facetas da nosa historia”, explicó. Del mismo modo piensan Cacabelos y los vecinos, que le llaman directamente la “porta do Xacobeo porque por aquí entrou o Apóstolo”, manifestó el regidor, pero también destacan su importancia en la historia de la humanidad. No es para menos. “Por aquí también pasó Julio César de camino a Brigantium (A Coruña)”, añadía una vecina, y hay constancia de ocupaciones desde la época romana y hasta el siglo XVIII.

Recorrido histórico

Entre los restos encontrados destacan la factoría de salazón de los siglos I al III, una villa romana (III y IV d.C.), la necrópolis, que tiene una cronología que se extiende desde la época tardorromana hasta la Edad Moderna o los cimientos de una iglesia visigoda del siglo VI o VII. De hecho, respecto a los enterramientos, los grovenses presentes aseguraron que hay “más de 4.000 desde la época romana” y cuentan que los huesos aparecían por todos lados: “Entre la arena de la playa incluso, yo he tenido huesos en mis manos”.

Los vecinos, protagonistas

Los vecinos están muy implicados en la iniciativa y Román Rodríguez destacó que este “cariño e respecto é moi importante” porque “facilitará” la tramitación. Reconoció que no siempre hay tanta receptividad teniendo en cuenta que la articulación de la protección BIC colisiona directamente con derechos individuales de quienes residen en el ámbito de protección. Pero todas las partes coinciden en que es necesario.

Desde las excavaciones de 1985 no se ha realizado una actuación importante en el yacimiento y en estos años se han puestos “parches” porque “todas as administracións nos esquecemos del, foron os veciños os que mantiveron vivo o legado e recopilaron toda a documentación”, reconoció el alcalde grovense. De hecho, cree que este trabajo “fará máis sinxela” la declaración.

Un souvenir de regalo

Desde la parroquia, con Juan Ventura, su párroco, al frente también reivindican su reconocimiento: “A moeda de Adro Vello é patrimonio de todos pero tamén de San Vicente do Grove, que foi onde apareceu”. De hecho, regalaron al conselleiro un souvenir en forma de llavero con el que recaudan fondos para seguir restaurando la casa rectoral.

La moneda apareció en aquella excavación y en la cara aparece una barca con un cuerpo y la leyenda S. Iacobi y en el anverso un león y la inscripción Ferdinandus Rex, en referencia a Fernando II uno de los impulsores de la construcción de la catedral. Fue acuñada en el siglo XII, más de 1.000 años después de la llegada del Apóstol. Es uno de los testimonios más antiguos sobre esta tradición y tiene un poder simbólico con el que desde O Grove reclaman su lugar como parte de la tradición jacobea, del Camiño de Santiago.

Comentarios