jueves 1/10/20

El comité de Alu Ibérica en A Coruña pide al Gobierno que nombre un gestor

Los trabajadores recorren la ciudad con una caravana de coches ante su “situación límite”
Trabajadores de Alu Ibérica protestan en el centro de A Coruña | patricia g.fraga
Trabajadores de Alu Ibérica protestan en el centro de A Coruña | patricia g.fraga

Los trabajadores de Alu Ibérica A Coruña (la antigua Alcoa) protestaron ayer con una caravana de vehículos en la ciudad herculina para exigir que “se investiguen” las sucesivas ventas de las factorías de A Coruña y Avilés ante “una situación límite”. Por ello instaron al Gobierno a nombrar un gestor que garantice la “viabilidad” de la planta. 

En una concentración ante la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, el presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, demunció que han sufrido “un engaño terrible” tras la venta de las fábricas por parte de Alcoa al fondo inversor suizo Parter y de este al Grupo Industrial Riesgo en menos de un año, por lo que exigen la “intervención” del Gobierno central.

“No vamos a permitir que el Gobierno nos deje en el olvido”, advirtió López Corbacho, que enfatizó que “si queremos levantar nuestro país tenemos que mantener la industria” pues “sin industria nadie va a tener futuro aquí”, por lo que también solicitó el establecimiento de un precio de la energía “competitivo” a través del estatuto electrointensivos.

La marcha, en la que partciparon más de sesenta coches, partió en torno a las 11.45 horas desde la fábrica, en dirección a la sede de la Delegación del Gobierno en Galicia, para llegar al edificio de la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, donde cambiaron de sentido para dirigirse a la calle de Federico Tapia y volver.

Los coches, que hicieron sonar las bocinas mostrando banderas de Galicia y letreros con frases como “La industria se salva luchando” o “Si no hay solución, Maroto dimisión”, iban a dar en un principio varias vueltas en un circuito cerrado desde la plaza de Ourense hasta la Subdelegación del Gobierno, pero finalmente cambiaron la ruta “por respeto” a la ciudadanía que está sufriendo “una crisis sanitaria sin precedentes”.

Después, medio centenar de empleados, con camisetas naranjas, se concentraron ante la Subdelegación del Gobierno, manteniendo medidas de seguridad con distancia y mascarillas, para reivindicar la defensa de sus empleos al grito de “ministra Maroto no nos vendas la moto” o “¿Dónde está el estatuto?”.

López Corbacho manifestó que “es el momento de que el Gobierno tome cartas en el asunto” y pidió que intervenga nombrando “un gestor” para garantizar la viabilidad de la fábrica, ya que tiene “un compromiso” con los trabajadores “ineludible”, aunque lamentó que el Ministerio de Industria “no está apareciendo”.

Por su parte, la dirección de Alu Ibérica denunció la “falta de apoyo” por parte del comité de empresa de la planta coruñesa, al tiempo que advirtió de que “actuará con toda su batería legal frente a las amenazas y presiones recibidas por parte de dicho comité”. En un comunicado remitido desde el Grupo Riesgo, actual propietaria, la dirección muestra “su decepción ante las continuas acciones en contra del proyecto de futuro llevadas a cabo por el comité de empresa de Alu Ibérica A Coruña”.

Comentarios