domingo 25.08.2019

Caballero entra en el Parlamento y se ve en condiciones para enfrentarse a Feijóo en un debate

 

Promete demostrar que el PSdeG tiene “un proyecto de país distinto” y cree que es tiempo de abrir “una nueva etapa”

 

Caballero entra en 
el Parlamento y se 
ve en condiciones para enfrentarse a Feijóo en un debate

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, se acreditó ayer como nuevo diputado del Parlamento de Galicia y aseguró que, “en el momento en que haya un debate político” en la Cámara autonómica en el que comparezca el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, estará “en condiciones de confrontar dialécticamente y argumentalmente” con el mismo.

Así se expresó Caballero ayer tras superar uno de los trámites de su incorporación al Legislativo gallego, donde llega tras casi dos años como secretario xeral del partido y en sustitución del diputado Abel Losada, que pasa a formar parte de la corporación municipal de la ciudad de Vigo.
El dirigente socialista justificó su tardanza a la hora de pasar a formar parte del grupo parlamentario por el compromiso adquirido durante su campaña de primarias de compaginar el cargo orgánico con su labor docente en la Universidad de Vigo, que le permite demostrar –afirmó– que llega a la política “con su vida profesional resuelta” y con el afán de “hacer un servicio público”.


Asimismo, se comprometió a demostrar que el PSdeG tiene “un proyecto de país distinto” al que presenta Núñez Feijóo, a quien ligó al “pasado” tras diez años de Gobierno, y defendió que es tiempo de abrir “una nueva etapa” en consonancia con los cambios que ha vivido la realidad política y social gallega.

Primera fuerza política
“Tengo ganas de medirme con la opinión de la ciudadanía”, sostuvo Caballero, que aprecia que “este Parlamento gallego –con mayoría absoluta de 41 diputados del PPdeG– refleja el resultado de las urnas de hace tres años” y no el nuevo “escenario electoral” en el que, en su opinión, los socialistas cuentan con opciones para ser la primera fuerza política.


Por todo ello, le pidió al presidente de la Xunta que clarifique en qué “horizonte temporal” tocará moverse de cara a los próximos comicios autonómicos, que deberán celebrarse antes de que finalice 2020, y en los que prevé que el Ejecutivo gallego haga uso “de todo el poder político” y de la “publicidad institucional” para “intentar proyectar una imagen de poder, de control” que ya no refleja la realidad de Galicia”. Instó a Feijóo a llevar “con la responsabilidad que merece el cargo el último año que queda de esta legislatura”, por lo que le reclamó que “deje de jugar a las promesas a largo plazo en distintos ámbitos de las políticas de la Xunta” cuando en apenas unos meses los gallegos decidirán quién tendrá en el futuro las competencias sorbe temas como la sanidad, la demografía o el turismo.

Mayoría social de progreso
En cuanto a su labor parlamentaria, Caballero prometió un “trabajo intenso” de cara a la sociedad para alimentar la proyección del PSdeG como “la alternativa real para el futuro Gobierno de Galicia” y en pro de un cambio político que “pueda reflejar la nueva mayoría social de progreso que hay en el país”.


Finalmente, concluyó su exposición demandando al propio presidente de la Xunta “que no deje pasar un día más sin hacer dimitir a la valedora do Pobo”, una institución que “sigue estando ensuciada por una sentencia judicial que demostró una contratación irregular, ilegal, que mancha al PP” y que enturbia la imagen de una institución que debería garantizar la transparencia y los derechos ciudadanos.

Comentarios