sábado 31/10/20

La Xunta incoa un expediente sancionador a Endesa por la calidad de las aguas del Eume

La empresa desatendió los requerimientos solicitados desde la Xuna sobre la gestión de la presa
Fragas do Eume Ethel Vázquez vista las barreras anticontaminación del río
Imagen de la visita de la conselleira Ethel Vázquez a la zona el pasado martes | D.A.

La Xunta anunció ayer que, a través de Augas de Galicia, incoará un expediente sancionador a Endesa, empresa encargada de la explotación del embalse del río Eume, debido al episodio de turbidez que desde la pasada semana presenta el cauce fluvial y los problemas de abastecimiento de agua que esto ha causado en el municipio de Pontedeume donde los vecinos llevan desde el pasado sábado sin poder consumir agua de la traída.

En el comunicado emitido ayer, el ejecutivo gallego, que el pasado martes ya había anunciado el inicio de una investigación para esclarecer los hechos e identificar a sus responsables, argumenta dicho expediente en que la empresa eléctrica desatendió los requerimientos sobre la gestión del embalse que se le realizaron desde Augas de Galicia. Este organismo autonómico también incoará la sanción que corresponda, en función de la valoración de los daños ocasionados a la calidad del agua del río y por extensión al abastecimiento del concello de Pontedeume que capta sus aguas del mismo.

A este respecto se pronunció ayer el alcalde de Pontedeume, Bernardo Fernández. “Si con los pocos datos que han obtenido hasta el momento, Augas de Galicia ha tomado esta decisión es que hay algún tipo de responsabilidad por parte de la empresa que explota el embalse”, indicó. “El objetivo es identificar a los responsables para, una vez se conozcan, el Concello pueda adoptar las medidas legales oportunas en defensa de los intereses de los vecinos”.

El gobierno sigue sin saber cuando se revocará la prohibición del consumo, a la espera de los resultados de los parámetros que faltan para completar los análisis del agua efectuados por Viaqua, así como las directrices de la Consellería de Sanidade. Mientras, técnicos de Viaqua elaboran un informe para la adaptación de la planta potabilizadora (ETAP). “Las medidas que se han adoptado de una forma urgente, pretendemos ahora hacerlas más estables e implantar controles automáticos porque tener a los técnicos supervisándolas 24 horas como ahora no es viable”, explicó. El regidor destacó también la celeridad a la hora de adaptar la planta a la situación del río “lo que nos ha permitido revertir la situación en 24 horas”. l

Comentarios