martes 31.03.2020

La Xunta creará una oficina para la reindustrialización de As Pontes

Núñez Feijóo mantuvo ayer en la villa un encuentro con el comité de crisis por el cierre de Endesa
Núñez Feijóo y González Formoso, durante la reunión con el
gabinete de crisis de la villa
Núñez Feijóo y González Formoso, durante la reunión con el gabinete de crisis de la villa

La Xunta y la Diputación de A Coruña crearán en As Pontes, como parte de las medidas para paliar los efectos de la inminente clausura de la central térmica de la localidad, una oficina para la reindustrialización. El anuncio de esta iniciativa se realizó en el marco de un encuentro entre el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, y el comité de crisis de la villa, encabezado por su alcalde y presidente de la Diputación provincial, Valentín González Formoso.

La reunión, que tuvo lugar en el mercado municipal de la localidad, contó además con la presencia de numerosos representantes de la corporación municipal, de sindicatos y del colectivo de transportistas.

Continuidad productiva

Así, tal y como apuntó González Formoso, durante el encuentro se analizó “o estado das probas” que se van a llevar a cabo con una mezcla de biocombustibles y carbón “nunha hibridación que pretende sortear os prezos altos do CO2 e buscar unha viabilidade futura a curto prazo” para la central; así como “o gran problema laboral” que tienen los colectivos más vulnerables frente al cierre de las instalaciones, como son los transportistas y los trabajadores de las industrias auxiliares. También se estudiaron las últimas “reunións técnicas” que mantuvieron miembros de la Consellería de Industria con representantes de Endesa, donde se abordaron las mencionadas pruebas “que van determinar definitivamente e con certeza a continuidade da central térmica”.

En este sentido, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, señaló que el objetivo del encuentro era “manter esta alianza” entre todos los agentes implicados en la situación para cumplir con la misión de “manter esta central, porque cumpre as regulamentacións europeas”. Núñez Feijóo aseveró que las instalaciones pontesas eran “as máis importantes de España”, dado que suponen “1.400 megavatios de produción, e que ademais é unha central que fixo os deberes”, en referencia a los límites de emisiones impuestos por la Unión Europea. Así, el titular de la Xunta apeló a una transición energética “xusta”, afirmando que el Gobierno gallego va a “defender aos traballadores da central, das empresas auxiliares, aos transportistas que están nunha situación límite”, recordando que “levan meses e meses sen poder facturar”.

Apoyo a las empresas

Uno de los puntos fundamentales del encuentro, como ya se señaló, fue la posible creación de una oficina de reindustrialización, recurriendo a unos fondos europeos para la transición justa que “temos que aproveitar e optimizar ao máximo”, apuntó el alcalde de la localidad, Valentín González.

Por su parte, Nuñez Feijóo adelantó que la mencionada oficina serviría para “dar apoio a calquera tipo de iniciativa empresarial para As Pontes”. De igual forma, el presidente se comprometió a apoyar cualquier proyecto “de ampliación de chan industrial no concello de As Pontes con outras administracións, tanto provinciais como estatais”.

Suministro eléctrico

Durante su intervención, Núñez Feijóo defendió que “España debe ter polo menos unha central térmica que garanta o subministro eléctrico en situacións de dificultade hidroeléctrica ou eólica” En este sentido, el titular calificó la planta pontesa como “a gran batería” del país, apuntando así que era “imprescindible desde un punto de vista da seguridade eléctrica”. “Neste contexto –continuó–, temos que ser capaces de convencer ao Goberno central (...) e a Endesa de que ningún plantexamento pode ser distinto a manter a central térmica operativa”.

“A partir de esa formulación imos seguir traballando como facemos dende hai meses co Inega –Instituto Enerxético de Galicia– e cos técnicos de Endesa para ver como podemos ir diminuíndo as toneladas de carbón (...) e ver como podemos abaratar o prezo dos custos de produción de enerxía”, aseveró el presidente en referencia al incremento del precio de la tonelada de emisión de CO2 en el mercado europeo, principal catalizador de la parálisis de las instalaciones.

Próxima reunión

Por último, durante el encuentro se anticipó que la próxima reunión del grupo de trabajo tendrá lugar en Madrid el 10 de marzo, donde se propondrá “o seguimento” operativo de la central.

Paralelamente, el portavoz del colectivo de transportistas, Manuel Bouza, apuntó que de momento no habían obtenido una respuesta del Ministerio de Transición Ecológica, pero sí con Endesa, que les habría puesto en contacto con una segunda empresa para continuar la actividad de estos profesionales.

Comentarios