sábado 16/1/21

Los vecinos de A Malata reclaman controles de velocidad en la zona

Los residentes deben incorporarse al vial de rápido tránsito al salir de sus casas  con un único acceso 
Los vecinos de Vila dos Piñeiros, O Raposeiro y A Malata deben incorporarse a un vial con altas velocidades | jorge meis
Los vecinos de Vila dos Piñeiros, O Raposeiro y A Malata deben incorporarse a un vial con altas velocidades | jorge meis

La entrada a la ciudad desde el acceso norte hacia el Puerto está regulado por un radar, no exento de polémica, que obliga a circular a 50 kilómetros por hora antes de la incorporación a A Malata. Sin embargo, la carretera de A Malata es otro vial por el que se circula a grandes velocidades, lo que dificulta las incorporaciones a esta carretera por parte de los vecinos residentes en el entorno.

Ahora, haciendo uso de la plataforma change.org, se han recabado ya cerca de 300 apoyos para solicitar al presidente de Vías e Obras de la Diputación de A Coruña, José Manuel Pequeño Castro, ya que el vial depende de este organismo, controles de velocidad en la zona para evitar accidentes.

Los vecinos señalan que a diario, las personas que residen en Vila dos Piñeiros –A Malata–, al salir con sus vehículos de sus casas para realizar cualquier actividad o desplazamiento deben incorporarse obligatoriamente a la carretera de A Malata. Para realizar esta maniobra se dispone de un único acceso, con escasa visibilidad y teniendo que hacer frente a las velocidades de los coches que circulan por esta carretera “tanto baixando polo Raposeiro a carreteira  da Malata seguindo ata Os Corrais como no sentido contrario subindo en dirección a Canido”, explican los afectados.

En la petición a la Diputación provincial, se especifica que la gran mayoría de los vehículos suben y bajan por la carretera de A Malata a toda velocidad, haciendo que los vecinos del lugar Vila dos Piñeiros, los de O Raposeiro, y aquellos que viven en la propia carretera se jueguen la vida todos los días para incorporarse a este vial.

Por otra parte, llaman la atención sobre el hecho de que esa zona, además, es muy transitada por la ciudadanía, ya que tanto jóvenes como mayores  circulan por el entorno de la vía para acudir a las instalaciones deportivas existentes en A Malata y alrededores, tanto el estadio como el pabellón deportivo, o para disfrutar de la zona el paseo o el parque. Cruzar por esta carretera se convierte, por tanto, en otra odisea, como denuncian los vecinos del lugar.

Peticiones

Ante estas circunstancias, la petición que se realiza pasa por que la Diputación de A Coruña, a través de su departamento de Infraestructuras varias, Vías e Obras Públicas implante toda la señalización “clara, abundante  necesaria” del límite de velocidad correspondiente por toda la carretera en ambos sentidos.

Además, reclaman bandas rugosas, también en los dos sentidos,  en zonas donde no molesten a los vecinos y el pintado nuevo de toda la carretera con los accesos y salidas bien señalizados e indicaciones necesarias para que se respeten.

Para evitar las altas velocidades, se solicitan controles continuos por parte de la Policía Local hasta que exista una concienciación del riesgo que supone, ya que “prodúcense habitualmente  actuacións abusivas de persoas facendo derrapes e trompos na zona de entrada preferencia do estadio, zona de aparcamento e caravana”, advierten.

Comentarios