martes 26.05.2020

El tráfico portuario de Ferrol mejora el inicio de 2019 exceptuando la importación de carbón para Endesa

Se movieron un total de 2,38 millones de toneladas en el primer trimestre en los muelles de Ferrol y San Cibrao
La mercancía contenerizada aumentó más de un 16% con respecto al año pasado | jorge meis
La mercancía contenerizada aumentó más de un 16% con respecto al año pasado | jorge meis

El balance de tráficos de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao sigue condicionado en su comparativa interanual por la interrupción de la actividad en la central térmica de Endesa en As Pontes, que era, hasta mediados del año pasado, el principal cliente del organismo portuario y la mercancía con más peso específico de los muelles locales.

En ese marco, que si no se produce ningún giro extraordinario se mantendrá indefinidamente, el Puerto cerró el primer trimestre del año con un movimiento total de mercancías de 2.387.662 toneladas, es decir, un 32,2% menos que en el mismo periodo del ejercicio pasado–cuando se superaron los 3,5 millones–. Fue, de hecho, el peor primer trimestre desde el año 2007 y se sitúa muy por debajo de los 2,9 millones de media de las dos últimas décadas. Con todo, si se excluye el tráfico de mineral para quemar en la térmica –1,5 millones de toneladas–, el balance del tráfico es muy diferente, hasta superar en un 18,3% las cifras de enero a marzo de 2019.

Exceptuando así los graneles sólidos, que han absorbido toda la caída, el resto de los segmentos de mercancía –graneles líquidos, mercancía general o contenedores– han tenido un comportamiento positivo y, por lo tanto, han mejorado la estadística interanual. El caso más significativo, por los volúmenes que maneja, son los graneles sólidos, que registraron un movimiento de más de 555.000 toneladas, es decir, un 43,6% superior al del primer trimestre de año pasado. La mercancía general, con un 8,6% más, o la contenerizada, con un 16,2%, también mejorar los registros del ejercicio anterior. 

En cuanto a las mercancías, la bauxita y la alúmina, las dos descargadas y cargadas en San Cibrao, son las más importantes en términos cuantitativos del organismo portuario. Entre ambas superaron el millón y medio de toneladas (solo la bauxita, 1,2 millones). Muy lejos se sitúan el gas natural licuado, con 198.500, o el fueloil, con casi 102.000.Ya por debajo de las seis cifras se encuentran la chatarra, con casi 74.000 toneladas, la sosa cáustica y los aceites, con 72.168 y 70.444, respectivamente, la madera, con 69.609, el biodiésel, con 60.145, o el acero, ligeramente por encima de las 50.000.  

Prudencia
El presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, José Manuel Vilariño, reconoció que “en la comparación con el año pasado, este trimestre pagamos el cese de las importaciones de carbón, y seguiremos pagándolo en todos nuestros balances mensuales hasta julio”. No obstante, destacó el buen comportamiento que están teniendo en general el resto de tráficos, que en varios casos es excelente”, si bien expresó la importancia de ser prudente en este contexto a la hora de valorar los resultados por el “impacto” que el Covid-19 pueda tener en la actividad del Puerto. 

Además, aprovechó para felicitar a la plantilla del organismo, “que en circunstancias muy difíciles”, señaló, “unos desde sus domicilios y otros presencialmente, están llevando a cabo una magnífica labor para que nuestras instalaciones, como esenciales que son, continúen operativas a pesar de la pandemia. Hago extensiva esta felicitación a toda la comunidad portuaria”, concluyó.

Comentarios