Los socorristas pasaron su última prueba para comenzar el servicio este mismo sábado

Los socorristas se enfrentaron ayer la las pruebas físicas en la piscina de Caranza | jorge meis

Los candidatos a los puestos de socorristas para la vigilancia de los arenales de Ferrol celebraron ayer la última de las pruebas previas a la contratación para ejercer las labores de salvamento desde el próximo sábado.

Los 54 candidatos que fueron admitidos –fueron excluidos cuatro por no presentar la acreditación de que forman parte del Rexistro Profesional de Socorristas Acuáticos de Galicia o por haber presentado la solicitud fuera de plazo– estaban citados ayer en la piscina de Caranza para realizar las pruebas, tras haber pasado ya la fase de concurso, que no era excluyente pese a que varios de los candidatos no sumaron puntuación alguna.

En esta primera fase de concurso podían conseguir hasta cuatro puntos, con la experiencia profesional, formación en reanimación cardiopulmonar, manejo de embarcaciones, titulación de emergencias sanitarias u otros cursos formativos,

En la prueba de ayer se conseguían un máximo de seis puntos, en pruebas de 200 metros combinados, con aletas.

Aunque la selección del personal se realiza por puntuación hasta cubrir las plazas y en el caso de contar con mayor número de presentados que de puestos se establecería una lista de candidatos suplentes, esto no ha sucedido en los últimos años ni en este, ya que hay menor número de candidatos que de plazas.

El Concello convocaba así un total de 60 puestos de socorristas para prestar servicio desde el 18 de junio al 25 de septiembre, de los cuales uno sería designado coordinador de playas y nueve pasarían a desempeñar las funciones de coordinadores de caseta en cada una de las playas con servicio. La presentación de 54 personas para este verano hace que todavía queden vacantes que, como señaló el edil de Seguridade, Germán Costoya, esperan poder cubrir con nuevos socorristas formados más avanzada la temporada



Material y arreglos


El Concello apura las últimas adquisiciones de material y arreglos en las playas para poder iniciar la actuación desde esta misma semana y así ha contratado el servicio –Top-Rescue– de ambulancias y sanitario de apoyo para la tarea de socorrismo, por un importe de 18.089 euros.

Además, se ha trabajado la semana pasada en la reposición del acceso a la playa de Caranza, por el grave deterioro de la pasarela existente y en otros arenales como San Xurxo, donde se han realizado mejoras en los aseos o en la pasarela de A Fragata, entre otras actuaciones. 

Los socorristas pasaron su última prueba para comenzar el servicio este mismo sábado

Te puede interesar