lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Una segunda vida para los residuos marinos y una oportunidad más para la inclusión

Un instante de una recogida de residuos en el entorno de San Felipe

A principios de este mes de diciembre finalizaba de forma oficial el proyecto Ártabro Inclusivo, llevado a cabo por los Ayuntamientos de Ferrol, Fene y Narón –realizado al amparo del Programa FEMP 2014-2020 y tramitado a través del Grupo de Acción Local do Sector Pesqueiro (GALP) Golfo Ártabro Norte–.


Esta iniciativa contó, asimismo, con la implicación de otras entidades e instituciones, tales como la Asociación Pais de Nenos Con Problemas Psico-Sociais (Aspaneps); Saúde Mental Ferrol, Eume e Ortegal; la Universidade da Coruña –concretamente, el Laboratorio de Plásticos y la Escola Universitaria de Deseño Industrial–; y las Cofradías de Pescadores y Mariscadores de Barallobre (Fene) y Ferrol.


Bajo el lema “Fóra do mar o plástico ten valor”, el proyecto albergó la celebración de diversos talleres inclusivos de economía circular que buscaban, a través de la conversión de la basura marina recogida previamente en nuevos objetos, avanzar en la integración social y laboral de las personas usuarias de las entidades participantes.


“Grazas a este proxecto o traballo realizado no día a día polos usuarios do obradoiro acadou unha gran visibilidade e recoñecemento social, tan importante para o noso colectivo, ademais da satisfación que supón, por outra banda, colaborar cun problema tan presente como é a contaminación mariña”, afirman desde Saúde Mental Ferrol, Eume y Ortegal.


En sus talleres, dirigidos por Antonio Carro, participaron más de 30 personas dándole una nueva vida “á madeira que o mar deixa nas nosas costas”. Con ella elaboraron todo tipo de productos, como relojes de sobremesa, lámparas, máscaras, pendientes, colgantes o llaveros, entre otros; objetos que “perviven máis alá do remate do proxecto”.

 

 

Limpiezas marinas


Además de los talleres llevados a cabo en las entidades, se desarrollaron, junto a un programa de limpiezas marinas, actos divulgativos y charlas con expertos en las que se pretendía implicar, sobre todo, al sector pesquero y marisquero pero también a la población en general.


Con la retirada de los residuos de la costa, el proyecto Ártabro Inclusivo logró además otro de los fines con los que vio la luz: mejorar la calidad del producto pesquero. “Reduciuse o lixo mariño e mellorouse a calidade do produto pesqueiro”, indican sus responsables a través de las redes sociales.


La iniciativa contó con un presupuesto de 60.348 euros.

Una segunda vida para los residuos marinos y una oportunidad más para la inclusión

Te puede interesar