lunes 14.10.2019

Seaquarz ultima la vuelta a la actividad de la antigua fábrica de Privilege

Los extrabajadores de Privilege, convertidos en socios fundadores de la empresa Seaquarz, ultiman por fin la vuelta a la actividad de la fábrica naronesa de encimeras tras los más de dos años

Julio Ríos, Francisco Zurita y Emilio Casas, ayer en las oficinas de la nueva Seaquarz	 Luis polo
Julio Ríos, Francisco Zurita y Emilio Casas, ayer en las oficinas de la nueva Seaquarz Luis polo

Los extrabajadores de Privilege, convertidos en socios fundadores de la empresa Seaquarz, ultiman por fin la vuelta a la actividad de la fábrica naronesa de encimeras tras los más de dos años que han invertido en luchar por su futuro. Tal como informó este diario, el pasado día 3 de octubre firmaron ante notario la compra de la planta y ahora les urge la inmediata liberación por parte de Xesgalicia de los 300.000 euros comprometidos para la puesta en marcha.  
Los representantes de Seaquazz, Francisco Zurita, Emilio Casas y Julio Ríos, presentaron ayer su proyecto en las oficinas de la fábrica. Tal como explicaron, en su último encuentro con Xesgalicia, sus responsables Juan Cividanes y José Antonio Vázquez Ferro les aseguraron que de inmediato se liberarán los citados 300.000 euros y que más adelante se aportará el resto de la cantidad total comprometida, hasta completar los 2,5 millones. Esa primera inyección, explicaron los trabajadores, urge para completar trámites como el alta en el suministro eléctrico, necesarios para el arranque de la actividad.
A final de año, o en enero a lo sumo, la producción estará de nuevo en marcha y Seaquarz estará en disposición de cumplir todos los requisitos exigidos por Xesgalicia para aportar el resto de las ayudas. La empresa está constituida ahora por 39 socios y de momento se ha dado de alta a diez de ellos, los primeros a los que se les habían terminado las prestaciones de desempleo, que ya están realizando labores de puesta a punto de la maquinaria.
Los portavoces de Seaquarz se muestran seguros del futuro de su proyecto empresarial. Cuentan con clientes muy interesados y que incluso están apremiándolos para que inicien la fabricación, que en un porcentaje superior al 90% se destinará a la exportación. Mercados como Australia y Estados Unidos serán los destinatarios del tablero de compacto de cuarzo fabricado en Narón, en gran parte como “marca blanca” y a través de acuerdos, a estas alturas ya muy avanzados, con grandes distribuidores.

recuperación de empleo
En un primer momento, la puesta en marcha de la producción por parte de la nueva empresa Seaquarz significará la recuperación de 39 empleos, los de los extrabajadores de Privilege que han llegado a este punto tras dos años de una intensa lucha. No obstante, el proyecto contempla llevar de nuevo la planta naronesa a la plena producción y recuperar con ello el nivel de empleo que tenía antes, en torno a unos 80 puestos directos.  
El plan de negocio prevé para el primer año de actividad alcanzar una producción de 150.000 metros cuadrados de tablero de cuarzo compacto, si bien la capacidad de la fábrica llegará a más de 300.000. Los representantes de Seaquarz destacaron que la fábrica, que ocupa una superficie de 43.000 metros cuadrados en el polígono naronés de As Lagoas, cuenta con maquinaria competitiva y en buenas condiciones. El inicio de la actividad es urgente, señalaron también, para poder llevar a buen término las conversaciones ya avanzadas con algún posible nuevo inversor en la compañía.
Tal como se informó recientemente, la empresa Seaquarz pagará en total 2,6 millones por la compra de Privilege. Los trabajadores han invertido sus indemnizaciones por despido y a la mayoría no le quedan más de tres meses de prestación por desempleo. Durante los últimos dos años han superado innumerables dificultades, incluida la adjudicación de la fábrica por parte del juzgado a los empresarios italianos que en su día la condujeron a la ruina, y requieren ya únicamente el empujón final para resucitar la fábrica y recuperar sus empleos.

Comentarios