• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Santa Mariña reclama la obra del talud como complemento de la pasarela

Los vecinos de Santa Mariña conocieron ayer de primera mano la propuesta que desde el Concello se plantea para dar solución al aislamiento que sufren los vecinos de Santa Mariña, ante la falta de conexión con el Ensanche A.

Santa Mariña reclama la obra del talud como complemento de la pasarela
La presentación del proyecto centró el interés de numerosos vecinos del barrio | jorge meis
La presentación del proyecto centró el interés de numerosos vecinos del barrio | jorge meis

Los vecinos de Santa Mariña conocieron ayer de primera mano la propuesta que desde el Concello se plantea para dar solución al aislamiento que sufren los vecinos de Santa Mariña, ante la falta de conexión con el Ensanche A.
La actuación ya está cifrada en 668.236,35 euros, por los que saldrá a licitación y se ejecutará con fondos municipales. Además, en la presentación del proyecto se habló del comienzo de la obra en octubre o noviembre de este año, de modo que en marzo del próximo año pudiese ser una realidad la unión peatonal de Santa Mariña y Ensanche.
El alcalde, Jorge Suárez, y la concejala de Urbanismo, María Fernández, acompañados de la técnica de Proyfe, María Laborda, redactora del proyecto; y el ingeniero municipal, Juan Ares, mostraron la imagen que tendría la conexión peatonal.

El regidor local indicó en su intervención que la concesión supondrá una inversión de unos 660.000 euros y un ancho de tres metros, lo que representaría, dijo Suárez, “unha superficie máis que suficiente para garantir o paso que se demandaba”. El alcalde también aludió a la estética de la pasarela y apostó por poder celebrar la inauguración de la misma en este mandato.

Por su parte, la concejala de Urbanismo, María Fernández, quiso aclarar el proceso seguido hasta ahora con esta propuesta, ya que, cuando accedieron al Concello ya se contaba con este proyecto de conexión viaria, aunque se aportaba que sería financiado por ADIF. Sin embargo, ni estaba informado todavía por este organismo ni existía ninguna partida reservada para la actuación. Además, en plena redacción del PXOM, se plantearon requisitos que no se cumplían y que fue preciso modificar, como el gálibo.
Actualmente, reconoció la edil, la pasarela peatonal es imprescindible para comunicar Santa Mariña y Ensanche hacia la calle Seselle, por eso se plantea esta nueva pasarela en la zona, que acaba con la rotura que padece el barrio a través del acceso norte y la vía del tren y que afecta a una zona con 2.000 habitantes.
Los numerosos asistentes –en torno a 80 personas– al acto se interesaron por las posibilidades de la pasarela y sus usos –estará destinada a peatones pero también a bicicletas–pero lo que realmente interesó a los vecinos es el momento en el que la obra podrá ejecutarse y la necesidad de actuar, además, en el talud de la vía del tren, una actuación que correspondería a ADIF pero que los vecinos demandan que, si este organismo no se hace cargo, sea asumido por el Concello y repercuta después el gasto.

Desde la Asociación de Vecinos de Santa Mariña, se valoró el proyecto presentado y su estética, que incluye incluso una zona ajardinada pero los asistentes manifestaron su malestar por el hecho de que no se de una solución a la obra del talud, una reivindicación que seguirán llevando al Concello hasta que se consiga.
En este sentido, la próxima semana volverán a reunirse y trasladar a los representantes municipales su propuesta, que pasa por reparar el talud, ya sea ADIF o el propio Ayuntamiento, que, como explican desde la entidad, “es quien tiene que dar respuesta a las necesidades de los barrios y de los vecinos, aunque tengan que reclamar después a ADIF en el Juzgado”.